Gobierno ¿sin historia?

- 25 de diciembre de 2017 - 00:00

En varios artículos (http://bit.ly/2kxZvOM o también http://bit.ly/2pXjZBL), alerté que la Revolución Ciudadana corría el riesgo de quedarse sin historia documentada debido a la confianza en los medios electrónicos y las páginas web frente a los documentos escritos e impresos que son inigualables y permanecen para la posteridad.

Lastimosamente esas previsiones no parece que se tomaron en cuenta. Hoy, múltiples datos, páginas web o documentos electrónicos del gobierno anterior ya no se hallan en el internet. Los videos en YouTube tienen poca relevancia.

Quizás vale una comparación: para investigar los procesos de los siglos XIX y XX he acudido a la Biblioteca-Archivo Aurelio Espinosa Pólit, donde se hallan informes presidenciales, de los ministros de cada época, memorias, documentos de instituciones como el Banco Central, periódicos, folletos, etc. ¿Dónde puede encontrar un historiador del futuro los informes presidenciales o de los ministros del gobierno de Rafael Correa?

Hay una frase que orienta mucho en historia: “lo escrito, queda”. Porque lo digital contemporáneo no va a los archivos ni bibliotecas. Y es un problema a nivel mundial, excepto para aquellas instituciones que han iniciado el archivo de fuentes en medios digitalizados, electrónicos, algo que no ocurre en Ecuador.

En alguna conversación particular propuse al Ministro de Cultura actual que creara el Archivo de la Función Ejecutiva. No sé si esa idea podrá materializarse algún día. Así contaríamos con documentación esencial para estudiar la evolución gubernamental desde 1830. Desde luego, quienes están interesados en “descorreizar” al Estado y a la sociedad (una propuesta originada en las derechas políticas y en la izquierda pro-bancaria) estarán contentos de que no quede huella de lo que fue una década ganada para el país. Pero, por desgracia, la historia, el patrimonio ecuatoriano, serán afectados.

Esperamos, entonces, que el presidente Lenín Moreno preserve su administración -guste o disguste- en fuentes primarias impresas, que dejarán testimonio de su historia. (O) et