El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.30/Jul/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Diego Salgado Ribadeneira

Gads se lavan las manos

23 de junio de 2021 00:01

“No es competencia de los gobiernos autónomos descentralizados (gad´s) la seguridad ciudadana”.

¿En dónde queda la responsabilidad de representar y servir a los electores?

Esa responsabilidad incluye y debería ser la prioridad, la seguridad de los ciudadanos y la protección de sus propiedades.

La seguridad es una misión fundamental del Estado. Proteger a la gente es una función propia de los servidores públicos (que existen para servir a los ciudadanos). Un alcalde o un perfecto son servidores públicos, tienen, en el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial (COOTAD), su Ley específica de conducta obligatoria.

En el caso de los alcaldes, el COOTAD, en su artículo 54, literal n) manda a los gads municipales a: “crear y coordinar los consejos de seguridad ciudadana municipal con la participación de la Policía Nacional…” ; y, el artículo 60, literal q), ordena al alcalde: “coordinar con la Policía Nacional y otros organismos relacionados con la materia de seguridad, la formulación y ejecución de políticas locales, planes y evaluación de resultados sobre prevención, protección, seguridad y convivencia ciudadana”.

Por lo tanto, los servidores municipales no deben desatender la seguridad de sus electores y echar todo el problema al Gobierno Nacional, que si bien es cierto monopoliza el uso legal de las armas de fuego (Policía), son los municipios los que deben conocer el comportamiento de sus vecinos y la tipología del delito por zona del cantón y con qué frecuencia se cometen. Con la información básica, los servidores municipales, en conjunto con las entidades de seguridad ciudadana, deben desarrollar políticas públicas para conseguir la anhelada seguridad y una convivencia pacífica.

Una competencia exclusiva de los municipios es el ordenar el uso del suelo, con esta herramienta legal, se puede frenar la comercialización de artículos robados, solo por citar un ejemplo de lo que se debe hacer por la seguridad ciudadana.

Entonces, alcaldes y prefecto, pidan auxilio al Gobierno Nacional, pero no se laven las manos.

Contenido externo patrocinado