¿Por qué nos jugó así excanciller?

- 22 de abril de 2019 - 00:00

La corrida por la zurda del excanciller, Ricardo Patiño, me deja decepcionado ¿A usted no? Más aún luego del video donde da un mensaje de alrededor de ocho minutos, para rematar contra toda la mayoría que se encuentra hoy en cancha contraria.

Hablando de que “hay odios” contra ellos, entre otras gambetas discursivas propias de los hinchas del “Revolucionarios”. En un partido que bien podía haberse titulado: “Qué fácil es engañarlos pelota de giles”.

Aunque sí haya metido un gol en su intervención digital, de penal, fue la crítica que lanza a la flamante fiscal General, Diana Salazar, de que a él no se le acusa de corrupción.

Pero ahora sí que emerge un horrible autogol: el de no haberse quedado en el país para dar cara a lo que se le acusa, a pesar de que hace apología a la valentía de todos sus colegas, que, sin embargo, están off-side como él, con muchas rojas y de los cuales hasta el momento ya hemos perdido la cuenta de cuántos se han ido.

Al señor Patiño penosamente se le acusa del delito de instigación, el que justificó muy fácil con carretillas al enemigo en el debate como estrategia defensiva. Eso se conoce como falacia y es muy usada en este famoso deporte.

Sobre la Instigación, el Artículo 363 del COIP dice: “La persona que públicamente instigue a cometer un delito contra una persona o institución y no pueda ser considerada legalmente como copartícipe, será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.”

Es posible que la ley y los artículos escondidos sirvan para pitar más de la cuenta, lo vimos hasta en los sobretiempos del gobierno anterior. ¿Será el caso de este también?

Pero si hacemos un poco de memoria, aunque duela, la instigación fue la forma de hacer política del conjunto “Revolucionarios”. Ponernos en contra, cuando somos del mismo equipo. Como aquella vez en el 2008 en una Universidad: “Así que chicos, resuelvan ustedes mismos el problema. Ustedes son 400 y los otros 50”… y diez años duró el encuentro. (O)