El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.7/Dic/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Roberto Camana Fiallos

¿Estas hecho para estudiar ingeniería?

24 de octubre de 2021 00:43

A lo largo de mi trayectoria profesional, muchos estudiantes de colegios me han preguntado, sobre si es bueno estudiar alguna carrera relacionada con una ingeniería, ya que por su mente se ha cruzado ideas como, será fácil o difícil, ganaré suficiente dinero, entre otras más. Es ahí, donde comparto cuatro de las claves, para no desfallecer en el intento.

Primero, si eres bueno en lógica matemática, cálculo, estas en el camino correcto, la carrera de ingeniería te va a encantar, caso contrario deberás esforzarte lo suficiente para alcanzar los conocimientos necesarios. En este sentido, la autoexigencia, te puede llevar más tiempo de lo que te imaginas y terminar aburrido y cansado.

Segundo, si estás pensando solo en ganar dinero con tu carrera profesional, a pesar de los pequeños o grandes esfuerzos de estudiar cuatro o más años y aun así, no te guste lo que estudiaste, debes buscar esa pasión a lo que haces, para así no hacerte mayores ilusiones económicas, en algo que no es de tu agrado.

Tercero, si no te gusta esforzarte mucho en tus estudios, no sigas una ingeniería pues, terminarás alargando tu tiempo previsto de graduación, tratando de solo cumplir y aprobar. Sin olvidar que después llega la época de aplicar los saberes y ahí empieza el momento duro y deprimente, porque tienes que estudiar temas específicos que talvez nunca viste en la carrera.

Cuarto, debes tomar en cuenta que, en Latinoamérica, existe pocos trabajos para ingenieros, sin alguna experiencia laboral y por ello, al finalizar la carrera de ingeniería, algunos optan por emigrar a otros países, y vivir otras experiencias profesionales; como, encontrar trabajo en empresas consultoras en el país que resides, u optar por la tendencia del teletrabajo.

En conclusión, estudiar una ingeniería es posiblemente uno de los retos más difíciles, pero no imposible, con esfuerzo suficiente y dedicación necesaria, no solamente se puede lograr la meta, sino ser muy gratificante a modo personal, emocional y económico.

 

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado