¿Aprenderemos?

- 18 de enero de 2020 - 00:00

Ecuador vio con asombro meses atrás el incremento del gasto electoral, por la participación de más de 200 organizaciones políticas en las últimas elecciones, muchas de ellas con bajo conocimiento de las necesidades de la ciudadanía.

Tampoco se han hecho públicas las auditorías para saber en qué se han invertido los recursos de los ciudadanos. Aquello ha hecho que la sociedad no abrigue expectativas sobre el ámbito electoral en el futuro.

Por otro lado, se ha generado una lluvia de nombres de aspirantes en las organizaciones políticas y ya se empieza a vivir un ambiente electoral previo a las elecciones presidenciales y de asambleístas de 2021.

Para los comicios del próximo año se han inscrito en el Consejo Nacional Electoral otras 185 organizaciones, lo cual abultará aún más la papeleta con personajes desconocidos. Ello es un tema pendiente en las reformas realizadas por la Asamblea al Código de la Democracia, pues se necesita esclarecer reglas que garanticen la participación ciudadana en igualdad de condiciones.

Las organizaciones políticas deberán estar claras de que ya no se puede hacer política a la vieja usanza. Ello implica tomar en cuenta a mujeres y jóvenes, no únicamente como cuestión de ley, sino como una cuestión de sintonía con el ciudadano.

La participación de los jóvenes es hoy un imperativo. Como población económicamente activa y de votantes, su participación es cada vez mayor (aproximadamente, 5’800.000 votantes son millenials). El reto fundamental en ese ámbito es buscar un adecuado balance de juventud y experiencia, así como el equilibrio en materia de género, sin discriminación positiva, sino por méritos y participación.

Temas como la rendición de cuentas aparecen como otra de las condiciones ineludibles, a fin de extirpar las dudas en torno al manejo de las finanzas públicas.

Los tiempos actuales exigen una democracia que exprese mayor transparencia de las organizaciones, así como la viabilidad de propuestas cuando se opta por un cargo de elección popular.

¿Aprenderemos? El tiempo sigue su curso y hay mucho por hacer. (O)

E

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP