Ecuador, 27 de Septiembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
José Gonzalo Bonilla

El Estado con la amnistía perdió por goleada

14 de julio de 2022 - 06:00

Los indígenas en un paro armado y con estrategias de guerra de guerrilla le cogieron en la madrugada al gobierno de Lasso semi dormido. Era asignatura pendiente desde octubre rojo del 2019.

Suena a lugar común, pero los últimos acontecimientos de junio 2022 se sobreponen sobre los de octubre 2019. La historia se repitió. Lo que la sociedad presenció fue un sainete grotesco cuyo tema principal fue la impunidad de la mentira. Campeó un desvergonzado paternalismo propicio para la desmemoria futura. En el trasfondo de todo mal, se halla, una vez más, la Constitución del 2008. Esta Carta Magna agregó a la interculturalidad, la característica del Ecuador como un Estado plurinacional.

Pero ¿cuál es la diferencia entre los dos momentos de la historia ecuatoriana? Pues, tenemos matices que distinguen a cada uno de ellos.

En primer lugar, en el 2019, el continente contaba con algunos países de corte liberal. Por el contrario, en el 2022 se ha incorporado a la vecina Colombia, que nunca había conoció administraciones gubernamentales de izquierda. Hoy se avizora todo un continente con gobiernos socialistas que, con seguridad, supervisarán a sus vecinos. El clima americano es propicio para la eclosión de sueños castristas.

En la primera asonada del siglo XXI, la capital y algunas haciendas fueron tomadas por sorpresa. Esta segunda, los ciudadanos recibieron a los indígenas con temor, pánico y, hasta algunos, hablaron de dar una respuesta armada. Cosa que, por suerte, nunca sucedió.

En el 2022 se incrementó la incautación de cocaína en un 60% respecto al 2019. Este dato refleja la posible influencia de los carteles del narcotráfico en la economía ecuatoriana. Ensayamos una probable explicación al estallido social indígena dado en este año. La incautación pudo haber estado acompañada con un alto consumo de cocaína que explica la fortaleza con la que se mantuvieron muchos militantes…

En el 2019, se desconocía de movimientos armados, que, según informantes gubernamentales, habían anunciado al presidente Lasso en el primer día de gobierno. Es quizá por ello que el presidente asevere con convencimiento la existencia de grupos armados de narcoguerrilla dirigidos por el correísmo.

Hoy tenemos un movimiento indígena que trata de negociar temas que estuvieron más allá de la agenda inicial. Inmiscuyéndose hasta en los nombres de los ministros que no les gusta. Dicen que consultarán con las bases, es decir, con las organizaciones de segundo grado, la decisión final de si aceptar o no los resultados de las mesas de diálogo.

Me pregunto si un movimiento por más importante que sea tiene la posibilidad de consultar con sus organizaciones, no entiendo el por qué no puede el presidente Lasso consultar a toda la sociedad civil y dar legalidad y legitimidad a los acuerdos de estas mesas técnicas. En el Estado de derecho todos somos iguales, por lo tanto, deberíamos tener iguales oportunidades todos los ciudadanos para ser consultados.

En el 2022, nos encontramos con un Estado débil que entró a jugar a la cancha otorgando amnistía para recibir una goleada.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media