El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.1/Ago/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Karen Garzón-Sherdek

Descubriendo su libertad

18 de junio de 2021 00:49

Existen varios libros que han marcado mi vida y mi decisión de descubrir el feminismo, estudiarlo y luchar por un mundo más equitativo para las mujeres, uno de ellos es “Infidel” de Ayaan Hirsi Ali, exdiputada al Parlamento holandés y una de las críticas más rigurosas de la mutilación genital femenina. Este libro publicado en 2007 y que es una autobiografía de su vida, consta de dos partes: la descripción de su niñez y su transformación hacia la libertad. Estos dos ejes marcan el antes y el después de una decisión que tomó la autora y que cambió su historia.

Ayaan Hirsi nació en Somalia, fue educada de acuerdo a las tradiciones que incluían la mutilación genital a las niñas y que, cuando fue practicada en ella no solo repercutió en su cuerpo, sino también en su mente. Tras la guerra civil en su país, su familia fue deportada y luego de un paso por Arabia Saudita tuvo que migrar a Kenia. Ver a su madre sacar adelante una familia en un entorno dominado por hombres ciertamente permitió a Hirsi valorar la independencia, no como una narrativa, sino como una realidad. En 1992, cuando Ayaan tenía 22 años, su padre acordó su matrimonio con un primo político en Canadá. Pero esto no era nuevo para Hirsi, ella creció viendo a sus compañeras de clase, niñas de 14 años, ser obligadas a casarse con adultos. No obstante, cuando Ayaan estaba viajando a cumplir con su destino, tuvo un impulso interno y decidió desviarse por tren a Holanda, donde descubrió una independencia desconocida en su cultura, una liberación que le permitió conocer lo que quería en su vida y así cambiarla. Aquí empieza la segunda parte del libro: su libertad.

Ayaan significa “suerte” y fue precisamente lo que encontró en Holanda, país donde solicitó asilo político y empezó a trabajar en actividades de limpieza. Con el pasar del tiempo decide estudiar ciencia política en la Universidad de Leiden, convirtiéndose con los años en experta en temas migratorios. A los 30 años contaba con educación, trabajo y con una vida promedio europea, diferente a la que tuvo su madre. Empezó su carrera política por el partido social demócrata, siendo electa parlamentaria en el periodo 2003-2006 y comenzó con la lucha a favor de los derechos de las mujeres y contra el sistema de creencia y costumbres que continúa mutilando los genitales de las niñas y forzándolas a casarse sin que culminen sus estudios.

Sin duda este libro es inspirador, muestra la transformación que podemos tener como personas y mujeres, la importancia de conocernos y descubrirnos. Pero también revela la fuerza de una mujer que tuvo que luchar contra su esencia y costumbres, pero que le han permitido ser feliz y encontrar su libertad.

Contenido externo patrocinado