Alianza Bolivariana Alfarista (ABA) aclara su posición en AP y la RC

- 25 de octubre de 2017 - 00:00

El c. Ricardo Patiño, lleno de ‘dignidad’, ‘sorprendido’ y ‘decepcionado’, se ha permitido criticar a nuestra c. María Alejandra Vicuña Muñoz, actual ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, por haber aceptado el encargo de la Vicepresidencia de la República, frente a lo cual los bolivarianos alfaristas de ABA, cofundadora de AP y que participó activamente en el proceso de construcción orgánica, así como en las definiciones ideológico-programáticas de la RC, aclarando que siempre la concibieron como un espacio de alianza de diversas fuerzas políticas y sociales democráticas, que decidieron enfrentar a la partidocracia, impulsando la Revolución Ciudadana y su programa de transformaciones en beneficio del pueblo y de la patria, teniendo como objetivo supremo la construcción de una sociedad igualitaria, en el marco de los principios del Socialismo del Buen Vivir o Sumak Kawsay, han expresado que Ricardo Patiño sabe que se han dado prácticas sectarias y excluyentes en la organización y que se ha demandado la reestructuración democrática, así como una gestión política eficiente y oportuna de AP, en coordinación con los aliados para crear una gran fuerza de apoyo al proceso.

Que también sabe que la elección de dirigentes, candidatos y funcionarios, a dedo, con frecuencia, perturbaron su sentido organizativo plural. Por ello, ABA, que me honro en presidir, se congratuló en forma unánime por la incorporación de María Alejandra y otros ministros y funcionarios de izquierda al gobierno de Lenín Moreno, que es gobierno de AP y la RC, por lo que le recuerdan que esa es su línea y su visión, a diferencia de él y otros dirigentes que han decidido convertirse en la vanguardia de una drástica oposición, coincidiendo con la derecha local e internacional, que busca dividir, que se beneficia con la división y que quiere liquidar la RC.

Le recuerdan que ABA, siendo parte de AP, busca en ella unidad, cohesión y firmeza; que está en una sola posición; en defensa del cambio, por la RC, defendiendo su gobierno y demandando consecuencia con su programa, que es el de AP, y asegura que con María Alejandra velará por su cumplimiento, siempre con frontalidad y transparencia, jamás haciendo causa con quienes quieren impulsar ‘golpes’ para desacreditar, desestabilizar; esto es, practicar viejas formas oligárquicas conspirativas.

Finalmente, aclaran que la consulta popular no es ningún golpe de Estado, que es un instrumento democrático para que el pueblo se pronuncie sobre diversos temas, como el del CPCCS, deficientemente representado, organizado y con mala gestión.

Y sobre el tema de la reelección indefinida, explican que hubo un torpe manejo político y peor desenlace en el pasado, que ahora debe ser definido por el pueblo, recordando que las candidaturas y elecciones para Presidente solo se discutirán y definirán después de 3 a 3,5 años. Por tanto, consideran que no se debe desatar una polémica; que en la práctica, no quisieron consultar al pueblo, cuando estaban dadas las condiciones, y no se quiso la reelección de Rafael Correa; quien decidió, con sus exclusivas y particulares ‘justificaciones’, irse a Europa.

En consecuencia, afirman que lo verdaderamente lamentable es la posición de Ricardo Patiño y sus arrogantes opiniones sobre la posición de María Alejandra, exhortándolo a que una vez más tenga la seguridad, que es la nuestra, de que ABA es firme en su convicción y decisiones, así como su lealtad a toda prueba, a pesar de actitudes sectarias e inconsecuentes de parte de algunos dirigentes, en uno y otro momento, en su contra; y reconoce y defiende los logros de la década liderada por Rafael Correa. (O)