ABA, por la RC y AP renovadas

- 22 de noviembre de 2017 - 00:00

Alianza Bolivariana Alfarista (ABA), cofundadora de Alianza PAIS (AP) y la Revolución Ciudadana (RC), conoce su desarrollo, éxitos y las diferencias; está consciente de las diferencias y lamenta las posiciones extremas que resquebrajan sus débiles estructuras. Siempre combatió las posiciones sectarias, la falta de democracia para su buen funcionamiento, por ello sufrió marginaciones.

Fue crítica de las débiles políticas y deficitarias prácticas de alianzas y de la falta de coordinación con el Gobierno para sustentar sus quehaceres, así como de la falta de observancia plena de la Constitución en cuanto a participación ciudadana, organización popular, evaluación de las políticas públicas y rendición de cuentas e integración del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) y de selección de autoridades.

Ha reconocido a través de múltiples libros los logros de la primera década de la RC y su posición de defenderlos, ratificando su inclaudicable decisión de lucha por lograr sus objetivos de soberanía, justicia y democracia. Ha expresado su apoyo al gobierno y programa de AP; búsqueda de acuerdos con base en los altos intereses del pueblo y la nación, para superar el difícil momento económico.

Apoya la consulta popular y muy especialmente la reestructuración del CPCCS. Está por la democratización de AP y su fortalecimiento, así como por una nueva política de alianzas y cumplimiento del plan del gobierno, con el apoyo del sindicalismo, organizaciones campesinas y comunidades indígenas, para impulsar la ejecución de las revoluciones, en especial la agraria, laboral y del conocimiento, respetando el carácter pluricultural y multiétnico de la nación.

Rechaza las prácticas divisionistas e ilegales en AP y condena la ilegítima convocatoria a convención nacional, a espaldas de la inmensa mayoría de sus integrantes; defiende la RC y considera indispensable para ello la unidad de las fuerzas democráticas políticas y sociales, más allá de cómodas posiciones de censura y acusación de traidores a quienes han dedicado su vida a la lucha revolucionaria, sin opción de vacaciones, y que siguen combatiendo por una patria altiva y soberana, con el gobierno y programa de la RC que AP impulsó y que deberá ajustarse con las resoluciones de una verdadera convención nacional. (O)