Las 7 vidas de Pierina

- 26 de noviembre de 2018 - 00:00

Alejada de la atención mediática y del escrutinio público, Pierina Correa lleva una vida relativamente tranquila. Ha sobrevivido a los cables filtrados de Chevron, en los que se insinuaba un supuesto tráfico de influencias con una millonaria cifra en la mitad; a una pelea interna en Alianza PAIS; a una elección perdida para prefecta del Guayas en 2009 y a su supuesta vinculación con proyectos hoteleros en Galápagos.    

Al final, siempre ha caído de pie. Incluso, parece salir bien librada de las decenas de causas judiciales en su contra y que incluyen desde despidos intempestivos hasta pagos de haberes laborales y acciones de protección.

La hermana mayor del expresidente camina por media calle en pleno aguacero y no se le mojan ni las suelas de los zapatos. Pero la historia es distinta en la Federación Deportiva del Guayas. Allí, todo es permeable.

Llegó a Fedeguayas en septiembre de 2011 luego de saltar con garrocha a la meritocracia. En esa elección fue la delegada del ministerio de Salud y logró los votos de los dos representantes del extinto ministerio del Deporte. Correa, como su nombre lo indica, amalgamó los votos que le faltaban y se llevó la mayoría. Siete años después, aquí estamos. La pista atlética del estadio

Alberto Spencer está destruida. El campo de fútbol está en un estado deplorable. Y el Coliseo Voltaire Paladines Polo tiene un rostro apocalíptico. El resultado deportivo tiene un balance mixto, con muchas medallas colgadas, pero cediendo terreno en varias disciplinas. Por cierto, Concentración Deportiva de Pichincha recibe un par de millones de dólares menos y suma un número de podios bastante alto.

En total, son más de siete millones de dólares con dos millones de autogestión. Fedeguayas señala que el 31% del presupuesto de 2018 se destina a mantenimiento. Pero después del megaconcierto de Shakira en el estadio Alberto Spencer, uno hubiera pensado que el dinero se iba a reciclar inmediatamente en el mismo estadio y en la reparación de su pista.

No fue así. Existen un centenar de escenarios deportivos incluyendo los de las 24 ligas cantonales. La institución es un reto administrativo grande y complejo y a la señora Correa le resta un año de gestión. Fedeguayas es una persona jurídica de derecho privado sin fines de lucro y su presidenta no percibe un salario.

Pero la pregunta es si Pierina Correa es eficiente y si sigue contando con la confianza del Ministerio de Salud y de la actual secretaria del Deporte. Los resultados están a la vista. Padrino ya no tiene. ¿Hasta cuándo entonces? (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: