Serie Ecuador vs. Colombia

18 de febrero de 2012 - 00:00

A pesar de la derrota por 4-1  frente al equipo colombiano el fin de semana pasado en Salinas, el combinado ecuatoriano cayó luchando hasta el final, ante una selección que en los papeles se presentaba como favorita  por los rankings, trayectoria y experiencia de sus jugadores, y que supo confirmarlo en la cancha, convirtiéndose en un justo ganador.

La serie la abrieron Julio Campozano por Ecuador y Robert Farah, quien reemplazó a Alejandro Falla como segundo singlista por los norteños; el nacional jugó un partido muy inteligente, nunca se desesperó, a pesar de que en el primer set tuvo dificultades con el potente primer servicio del rival, quien incluso contó con el saque a su favor para definir el primer set; pero Julio recuperó  el quiebre y ganó el set en tie-break  por 7-4, esa fue la clave del partido.

Desde ese momento el juego del ecuatoriano continuó en alza,  sacando cada vez mejor,   sus golpes desde la línea de base ganaban cada vez más profundidad; y dirigiendo la mayoría de sus envíos sobre el golpe de derecha de Farah, lo obligó a cometer muchos errores; su frustración era evidente, lo cual fue muy bien aprovechado por Campozano, quien jugando un tenis consistente, con buena movilidad que le permitió llegar a pelotas complicadas, ganó los dos siguientes sets por 6-4 y 6-2, poniendo la serie 1 a 0 para Ecuador.

Ese punto era de vital importancia para nosotros y para nuestras aspiraciones. Julio supo manejar bien la presión adicional de abrir la serie  y de tener prácticamente la obligación de ganar. En mi opinión, desde que le tocó asumir la responsabilidad de ser el número 1 de este joven equipo, ha madurado mucho como jugador y como persona, despliega su mejor tenis cuando defiende los colores de nuestro país. Si logra jugar a ese nivel en los torneos del circuito ATP su ranking debe mejorar mucho.

El segundo partido entre Iván Endara, el # 2 ecuatoriano,  y Santiago Giraldo #1 colombiano, se presentaba con un amplio favoritismo para el visitante, por su ranking ATP y su intensa actividad dentro del circuito profesional; mientras Iván solamente había jugado un partido desde el challenger de Guayaquil en noviembre pasado.

El partido comenzó con Giraldo jugando metido sobre la línea de base y usando su potente derecha para mover a Endara por toda la cancha, manteniéndolo muy atrás y no dejándolo pegar cómodo, a pesar de que Iván luchaba y corría todas las pelotas, el colombiano ganó el primer set 6-2 y se puso en ventaja 4-2 en el segundo.

Parecía encaminado a cerrarlo con un marcador similar, Iván cambio su estrategia y empezó a jugar pelotas altas, a variar la velocidad de sus tiros,  y en una espectacular recuperación ganó cuatro games seguidos y se llevó el set. Cuando  parecía que el partido iba a convertirse en una guerra, el alto ritmo de juego, el calor y la humedad le pasan factura a nuestro representante,  quien agotado y comenzando a sentir calambres y problemas estomacales perdió el tercer set  6-0 y el cuarto 6-1, marcando una paridad entre ambos países en este primer día de competencia.

El partido de dobles es el punto que define o marca el desequilibrio en Copa Davis  y el país que cuenta con una pareja de dobles consolidada tiene una gran ventaja; en este caso específico, esa ventaja era muy marcada a favor de los visitantes, quienes cuentan con Juan Sebastián Cabal y Robert Farah jugando permanentemente en el circuito y en todas las competencias por equipos representando a Colombia, mientras nosotros no tenemos una pareja definida. Julio Campozano ha conseguido buenos resultados jugando con Roberto Quiroz, ambos ganaron la medalla de plata en los últimos juegos Panamericanos en Guadalajara (perdiendo ante Cabal y Farah) y el título en el Challenger de Guayaquil 2011.

El mismo Julio se impuso con Emilio Gómez en el Challenger de Guayaquil 2009  y  Quiroz junto a Gómez han ganado torneos futuro juntos y jugaron un buen partido contra  Daniel Nestor y Vasek Pospisil en la serie contra Canadá el año pasado, ninguno de los dos pudo estar presente al no obtener el permiso de la universidad en la que estudian en los Estados Unidos.

En las últimas tres series  habíamos jugado con tres parejas diferentes  y siempre frente a duplas muy duras: contra Rumania jugaron Giovanni Lapentti, Iván Endara, Emilio Gómez-Roberto Quiroz lo hicieron frente a los canadienses y  Julio Campozano-Quiroz contra México; no pudimos ganar ninguno de esos partidos.

En esta ocasión la pareja ecuatoriana estuvo formada por Julio Campozano y Diego Hidalgo, quien debutaba en Copa Davis con apenas 18 años  y en una situación de mucha presión, con la serie igualada y contra una pareja que está teniendo grandes actuaciones en los torneos más importantes del planeta.

Se dio la lógica  y los colombianos nos superaron por 6-4, 6-2, 6-2, demostrando sincronización en sus movimientos, muy buenos servicios y devoluciones, mucha agresividad y gran juego cerca de la red, con Cabal como líder  y demostrando toda la clase que lo llevó a la final de Roland Garros 2011 al lado del argentino Eduardo Schwank.

La pareja ecuatoriana puso mucho corazón, entrega, con Julio llevando la batuta y guiando a Diego,  quien demostró que es un jugador valiente, con mentalidad ganadora, gran potencial y  que nos puede dar muchas satisfacciones en un futuro no muy lejano.

Así con la serie 2-1 en contra, Julio estaba obligado a ganarle a Giraldo para llevar la serie a un quinto y decisivo punto; una tarea muy complicada, teniendo en cuenta la calidad del oponente.

El encuentro fue muy disputado, la diferencia estuvo en los puntos importantes, que se decidieron siempre a favor de Giraldo, quien demostró que pasa por un gran momento en lo físico, mental y tenístico; Julio luchó de principio a fin, tuvo muchas oportunidades para quebrar el servicio del rival, pero no pudo concretar ninguna (0 de 16); la mayor parte por méritos de Santiago.

Hubo una que fue decisiva, cuando Giraldo había ganado 6-3 el primer set y sacaba 1-2, una gran jugada de Campozano en la red, con la que concretaba el quiebre, tuvo que ser repetida por una llamada equivocada de la juez de línea. Sería exagerado decir que esa pelota hubiera cambiado el desenlace del partido, pero habría sido interesante ver cómo reaccionaba el rival al sentirse en desventaja por primera vez y la gran  inyección anímica que hubiese recibido Julio al concretar el quiebre tras muchas oportunidades perdidas. Pero eso queda para la anécdota, el marcador final 6-3, 6-4, 6-3, decidía la eliminatoria a favor de nuestros vecinos del norte por 3 a 1 y los clasificaba a las semifinales del Grupo 1 de la zona americana, a jugarse del 6 al 8 de abril contra Brasil, nuevamente como visitantes.

Deseo resaltar la actuación de Julio  y  ponerla en perspectiva, ya que jugar al nivel que lo hizo, recuperándose de una hepatitis A que lo mantuvo en cama prácticamente todo el mes de diciembre y con menos de un mes de entrenamiento, jugó los tres partidos dejando todo en la cancha por Ecuador, cuando la mayor parte de tenistas de cualquier país del mundo -comprensiblemente- se habrían excusado de participar.

El quinto punto lo disputaron Diego Hidalgo y Juan Sebastián Cabal  y se definió en dos sets a favor de Cabal, 6-2, 7-5, sellando el 4-1 final para su equipo.

Diego después de los nervios iniciales, jugó un buen segundo set, mostró cosas interesantes, una buena derecha, le gusta subir a la red y volea bastante bien, su revés puede mejorar, así como su segundo servicio, que fue atacado constantemente por Cabal, de todas maneras para Diego esta será una experiencia que le va a ayudar a crecer mucho en todos los aspectos  y va a ser muy beneficiosa para su carrera.

La meta del equipo para este año será mantenernos en el Grupo 1, todavía no conocemos nuestro próximo rival, pues debemos esperar resultados de las series a disputarse en abril, pero entre nuestros posibles adversarios están Brasil -en caso de que pierda ante Colombia-  Perú y  Chile. De acuerdo al rival sería del 14 al 16 de septiembre, del 19 al 21 de octubre, e incluso podríamos jugar una serie en cada una de esas fechas.

El 8 de abril tendremos más claro el panorama, el próximo torneo importante para nuestros seleccionados  será en el Challenger de Salinas a partir de febrero 27, vengan a apoyarlos, espero verlos ahí.