Los afroecuatorianos en el censo de población 2010

11 de septiembre de 2011 - 00:00

Según el historiador Juan Manuel Restrepo, para 1810, entre 600.000 habitantes de la  provincia de Quito,  cuatro sextas partes eran indígenas, una y media parte blancos, y solo un medio de pardos libres y negros esclavos. 

Dos siglos después,  entre 14’483.499 habitantes que tiene Ecuador, el número de afrodescendientes se  eleva a 1’042.812, o sea  7,2% de la población. En el censo de población de 2001 se habían identificado como afroecuatorianos 604.009 ciudadanos, o sea  5,0% de los habitantes.

Bajo la categoría Afroecuatoriano/a Afrodescendientes se incluyó en el censo 2010  no solo a quienes se autoidentificaron como tales, sino también a quienes se identificaron como Negros y Mulatos, pues la Comisión Nacional de Estadística de los Pueblos Indígenas, Afroecuatoriano y Montubio -Conepia- estuvo de acuerdo,  al momento de establecer la pregunta 16 de Autoidentificación, en que, para calcular a los afrodescendientes, se incluiría a los que se autoidentificaran como Afroecuatoriano/a o Afrodescendiente,  Negro/a y Mulato/a.

Sumados los porcentajes respectivos, Afroecuatoriano/a Afrodescendiente, 4,25%, Negro/a 1,0% y Mulato/a, 1,94%, el total es 7,2%. En estos porcentajes están incluidos los afrodescendientes residentes procedentes de diferentes países, particularmente de Brasil, Cuba, Colombia y Perú, que fueron censados, como los que proceden de la actual inmigración a Ecuador desde África.

Es notable el aumento de la cifra de afroecuatorianos, que los coloca en segundo  puesto entre los grupos minoritarios después de los montubios 7,39% y por encima  de los indígenas 7,03%. Esto se debe al éxito de la  campaña liderada por la Codae, “Familia, identifícate: Orgullosamente afroecuatoriano/a”, que propuso darle preferencia a la autoidentificación étnica sobre la racial, argumentando que la expresión “negro” fue impuesta en la Colonia, y no favorece a la afirmación de la identidad cultural de la diáspora africana en Ecuador.

Es un éxito parcial de una campaña que viene desde la Constituyente de Montecristi 2008, que adoptó la denominación Pueblo Afroecuatoriano, en vez de Pueblos Negros.

Si bien en el censo 59% se autoidentificaron como “afroecuatoriano o afrodescendiente”, hubo un 14% que insistió en identificarse como  “negro” y  un 27% como “mulato”. ¿Zambos que no tuvieron opción para identificarse como tales se identificarían como indígenas? El factor de movilidad social juega su papel. Mulatos pudieron identificarse como mestizos. Que prosiga la campaña.