El Quitofest, un reflejo de la escena nacional

- 08 de agosto de 2017 - 00:00
El guitarrista Andreas Kisser y el cantante Derrick Green durante la presentación de los brasileños Sepultura.
Foto: Marco Salgado / El Telégrafo

La segunda jornada, dedicada al metal, tuvo menos asistencia que la alternativa. Sepultura cerró esta edición.

Rubén Luzuriaga fue el primer cantante (y bajista) en subir al escenario del Quitofest el día dedicado al rock y al metal. Era la mañana del 6 de agosto y su banda, Deathweiser, presentó el disco Prophecy ante un público que, en número, fue menor al de la primera jornada, la del sábado, pero iba aumentando conforme avanzaban las horas.

“Fue un sueño cumplido estar aquí”, dijo después Luzuriaga entre el público, cuando los canadienses Kataklysm arrancaron un show caracterizado por los acordes de death-metal clásico. Pese a que la presentación del cuarteto se anunció para las 13:30, un inconveniente en la prueba de sonido hizo que se presentaran dos horas después. Pero el escenario siguió ocupado, los quiteños Narcosis y Abadon adelantaron sus recitales mientras el público llegaba.

“Hay que apoyar el festival, al rock nacional. Estuvimos preparados cuando nos llamaron antes de lo programado y así demostramos que somos profesionales. La gente acolitó mucho”, aseguró Alfredo Carvajal, bajista de Narcosis al descender de la tarima. Su banda debutaba en el evento cuya XV edición tuvo lugar en el Parque Itchimbía. La banda de thrash-metal llegará a México, en febrero de 2018 y a China, en julio.

El ‘apoyo’ al que se refiere el músico quiteño tiene que ver con que esta es la primera versión del Quitofest en que se cobra entrada ($ 30 cada día), lo cual, según organizadores y gestores, permitirá que el espectáculo se sostenga sin necesidad de auspicios públicos, como una forma de poner en relevancia que la música independiente puede autogestionar eventos masivos en el país, además de sus producciones.

A las 17:15, los españoles Barón Rojo empezaron su concierto luego de una introducción que bastó para que todos los asistentes se movilizaran frente al escenario desde las zonas de acampada, diseño, juegos y alimentos que hubo en el show.

“Concierto para ellos” fue el tema con el cual los madrileños salieron a escena, a un año y cuatro meses de su última presentación en la capital. Esta vez cortaron su repertorio habitual a un puñado de clásicos que coreó masivamente la concurrencia. El guitarrista Carlos de Castro se puso frente al micrófono para entonar “Volumen Brutal (Satánico plan)” y su hermano, el guitarra solista Armando, alternó con él su voz en “Incomunicación”. Ambas piezas sonaron muy claras en la amplificación externa, pese a que Armando afirmó después que de sus 3 monitores internos, solo funcionaba uno.

Durante una rueda de prensa posterior a su show, el cuarteto mostró su satisfacción con esta visita. “Tenemos una manera clásica de entender el heavy metal y tampoco vamos, a estas alturas, a reinventarnos”, explicó el guitarrista que mantiene el grupo paralelo Armando Rock.

Mientras estaban sobre las tablas y tocaban la canción ‘Resistiré’, se proyectaron imágenes de políticos europeos como Nicolas Sarkozy y Silvio Berlusconi además del exPapa Joseph Ratzinger. “Habla de la disconformidad que tenemos con todos los políticos”, dijo Carlos, quien admitió que las imágenes fueron idea de su mánager. Armando apostilló: “Está claro que cualquier ser humano, en cuanto se convierte en político, se deteriora rápidamente”.

3Vol fue una banda más joven en presentarse en la noche, antes de los estadounidenses Suicidal Silence. Los integrantes de Sepultura fueron los protagonistas del cierre, con un repertorio que contuvo temas del disco Machine Messiah y un recorrido por sus 33 años de carrera. La agrupación ha visitado 76 países, contó el guitarrista Andreas Kisser.

‘Arise’, ‘Territory’, ‘Refuse/Resist’ o ‘Resistant Parasites’ estuvieron en el set-list de los de Belo Horizonte, entre quienes el estadounidense Derrick Green se hace cargo de las voces y, en temas como ‘Ratamahatta’, de la percusión mientras alterna el micrófono con Kisser. Este último dijo que “los momentos difíciles en política hacen que las bandas compongan mejor, como pasa en ahora en el metal brasileño”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: