Primera línea

Claro que no fue una violación: entre La Manada y la justicia

- 05 de mayo de 2018 - 00:00
Foto: Lerroy / Pexels

Si no muere, ¿la penetración solo es «abuso»? A eso suena el fallo en España contra cinco hombres que agredieron sexualmente a una joven.

En 2016, durante la fiesta de los Sanfermines en la ciudad española de Pamplona, un grupo de sevillanos de entre 26 y 30 años, autodenominado La Manada, encerró a una chica de 18 en el rellano de un edificio y la violaron anal, bucal y vaginalmente.

Además, grabaron la violación con un teléfono móvil y enviaron a los amigos del Whatsapp frases como «follándonos a una los cinco», «todo lo que cuente es poco», «puta pasada de viaje». Casi tres años después de los hechos y casi cinco meses después de finalizar el juicio, y aunque la Fiscalía pedía de 22 a 24 años de cárcel para cada uno de ellos, la Audiencia de Navarra ha condenado a los cinco miembros de La Manada a nueve años de prisión por un delito continuado de abuso sexual en los Sanfermines de 2016.

El tribunal no entiende que haya violencia ni intimidación, por lo que no lo considera violación. Tras conocerse el fallo, colectivos de mujeres han convocado protestas en toda España. El grito es el mismo: ¿qué otros horrores tiene que vivir una mujer para que la justicia lo considere una violación?

¿Qué hacías a las cinco de la mañana, borracha, acompañada de un grupo de hombres (so pedazo de putita)?

«Después de esta llamada, la denunciante dijo a los procesados que se iba a ir al coche para descansar, ofreciéndose estos para acompañarle».

¿Por qué no te fuiste corriendo, por qué no huiste (porque eres una cualquiera y te morías por que te dieran por todos tus orificios)?

«En ese momento Ángel Boza, quien le había dado la mano para besarse, tiró de ella hacia él, cogiéndole de la otra mano Alfonso Jesús Cabezuelo; ambos la apremiaron a entrar en el portal tirando de la denunciante».

¿Cómo es que no los empujaste y saliste corriendo de aquel habitáculo donde te metieron (tu fantasía era follártelos)?

«Al encontrarse en esta situación, en el lugar recóndito y angosto descrito, con una sola salida, rodeada por cinco varones, de edades muy superiores y fuerte complexión, conseguida conforme a lo pretendido y deseado por los procesados y querida por estos, la denunciante se sintió impresionada y sin capacidad de reacción».

¿Por qué insistes en que fue una violación si no te pegaron (quieres arruinarle la vida a esos muchachos)?

«En ese momento notó como le desabrochaban la riñonera que la llevaba cruzada, cómo le quitaban el sujetador sin tirantes abriendo un clip y le desabrochaban el jersey que tenía atado a la cintura; desde lo que experimentó la sensación de angustia, incrementada cuando uno de los procesados acercó la mandíbula de la denunciante para que le hiciera una felación y en esa situación, notó cómo otro de los procesados le cogía de la cadera y le bajaba los leggins y el tanga».

¿Por qué no los pateaste y los golpeaste (estabas gozando como una perra)?

«La denunciante sintió un intenso agobio y desasosiego, que le produjo estupor y le hizo adoptar una actitud de sometimiento y pasividad, determinándole a hacer lo que los procesados le decían que hiciera, manteniendo la mayor parte del tiempo los ojos cerrados. Los procesados, conocieron y aprovecharon la situación de la denunciante en el cubículo al que la habían conducido, para realizar con ella diversos actos de naturaleza sexual, con ánimo libidinoso, actuando de común acuerdo».

¿Por qué si cinco hombres del doble de tu tamaño te estaban penetrando por boca, ano y vagina, no te fuiste (zorra idiota)?

«En concreto y al menos la denunciante fue penetrada bucalmente por todos los procesados; vaginalmente por Alfonso Jesús Cabezuelo y José Ángel Prenda, éste último en dos ocasiones, al igual que Jesús Escudero Domínguez quien la penetró una tercera vez por vía anal, llegando a eyacular los dos últimos y sin que ninguno utilizara preservativo».

¿Cómo es que en el vídeo que te grabó otro de los violadores no se te ve ni se te escucha oponerte (las putas adoran el sexo grupal)?

«A las 6.50 horas José Ángel Prenda Martínez, envió desde su teléfono móvil WhatsApp a dos chats: a la Manada, al que pertenecen todos los procesados excepto Ángel Boza Florido, además de otras personas y a Disfrutones SFC. En estos WhatsApp escribió follándonos a una los cinco, todo lo que cuente es poco, puta pasada de viaje, hay video. En el remitido al chat la Manada y follándonos los cinco a una, vaya puto desfase, del ATC Madrid era, ja, ja, en el enviado a Disfrutones SFC».

¿Por qué mantuviste los ojos cerrados todo el tiempo (las zorras cierran los ojos de placer cuando las clavan)?

«La denunciante muestra un rictus ausente, mantiene todo el tiempo los ojos cerrados, no realiza ningún gesto ni toma iniciativa respecto de los actos sexuales ni interacciona con los procesados; apreciamos que los soporta en un estado que nos sugiere ausencia y embotamiento de sus facultades superiores».

¿Por qué no te moriste (puta)? ¿No ves que si sigues viva, nadie va a creer que de verdad te violaron (puta)? ¿Por qué no reconoces que gozaste tanto que estás esperando a los próximos Sanfermines (puta)?

Ahí vamos a estar esperándote.

        ***

Todos los textos entrecomillados se extrajeron de la sentencia. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: