Equidad tributaria

16 de julio de 2011 - 21:15

Equidad significa: Igualdad, tributo o impuesto, es igual.

Los sabios econometristas aprenden y practican a financiar de la misma manera que los anteriores funcionarios, durante este régimen ha subido el costo de la subsistencia al nivel de un millón por mil; los números sufren por el poder de la magia: acción de los magos que hacen mil maravillas con el naipe; las cartas se multiplican a voluntad de los magos econometristas con títulos acedémicos, pero sin conocimientos prácticos en absoluto, o sea que son verdaderos ignorantes.

Decretar la equidad tributaria es miopía económica de los actuales burócratas ensayistas e improvisados en la ciencia económica...Los impuestos del IVA, UVC, Impuesto a la Renta y demás tributos deben ser racionales y directos a los que tienen ingresos seguros. Cuando mayores son los ingresos, mayores deben ser los impuestos; las personas que no tienen ingresos no tienen que pagar ningún impuesto y con mayor razón las personas de la tercera edad, quienes ya aportaron durante sus jornadas de trabajo y de servicio a la comunidad y al país.

La Asamblea Nacional Constituyente recibió un proyecto de ley de control económico y condenación al enriquecimiento ilícito, este es un instrumento que producirá enormes rubros económicos para el fisco, con lo cual se debe pagar los intereses de las deudas al FMI y a los demás bancos internacionales que debe nuestro país. No es el actual Gobierno el que ha recibido los préstamos económicos, fueron los anteriores, pero es obligación que el Gobierno actual cancele tales deudas, de no hacerlo se incrementa el monto de los capitales y de los intereses, que ya en la actualidad son mayores y seguirán incrementándose mientras no se pague.

Y no se paga por mero capricho de los gobernantes que odian al FMI y a los Estados Unidos por resentimientos personales del presidente Correa, él sabrá por qué odia al país que prestó dinero para obras, y no se ha construido nada. El dinero se lo llevaron los anteriores funcionarios por costumbre tradicional y el país sigue endeudado no se sabe hasta cuándo.

Es obligación de la Asamblea: obligar al Ejecutivo sanear la economía interna y pagar las deudas internacionales, ya se sabe que se robaron la plata, entonces hay que llamar a rendir cuentas a los rateros burócratas, a los ex diputados que vendieron nuestra soberanía territorial, a truhanes y pillos que se han enriquecido ilícita y criminalmente; esta es la principal misión de la actual Asamblea Nacional, de lo contrario el pueblo tiene el derecho a pedir la revocatoria del mandato, según ordena la vigente Constitución Política ecuatoriana, que está en vigencia mientras no haya sido reemplazada por otra que debe hacer la actual Asamblea.

Camilo Vicente Arellano Almeida