El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.27/Nov/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

El viagra salta de la cama a las canchas

31 de agosto de 2014 00:00

Nunca será fácil jugar fútbol a 3.600 metros de altura. La disminución de los niveles de temperatura, oxígeno y presión afectan incluso a quienes hacen gala de buen estado físico. Los efectos son diversos: debilidad, náuseas, problemas digestivos, dolores de cabeza y lentitud en los movimientos. Aunque en la altura, las condiciones para practicar un deporte no son las mejores, sobre todo, para quienes provienen de países ubicados al nivel del mar, muchos equipos de fútbol han tenido que adaptarse, quieran o no, a esas condiciones.

Este fue el caso del equipo argentino San Lorenzo de Almagro que mantuvo un encuentro de fútbol en La Paz, Bolivia. Para poder jugar en mejores condiciones en la temida altura de la capital boliviana, el equipo del San Lorenzo tomó una decisión inusual: tomar viagra antes del partido. El propósito no era mejorar su desempeño sexual, sino contrarrestar la falta de presión y oxígeno. En 2009, el Blooming, uno de los equipos más populares de Santa Cruz, Bolivia, ya recurrió a la pastilla azul en otro encuentro de fútbol para mejorar su rendimiento.

Su expreparador físico, el chileno Rodrigo Figueroa, reveló en una ocasión, que en los encuentros de su equipo en estadios de altura suministraba sildenafil, más conocido como viagra, a los jugadores para mejorar su desempeño en la cancha. Creámoslo o no, este medicamento mitiga los efectos de la altitud, porque actúa como un vasodilatador que beneficia la oxigenación de la sangre y aumenta el fluido sanguíneo a los tejidos corporales. Pero, lo más importante es que esta sustancia no está prohibida por la FIFA; es una droga legal. Esta sustancia que dilata los vasos sanguíneos para llevar más sangre al pene y mejorar el desempeño sexual, también se encarga de llevar más oxígeno y nutrientes a los músculos.

Un estudio de la Universidad de Miami advierte que los deportistas que ingieren esta pastilla experimentan un aumento en la resistencia, en especial, en la escalada y en el ciclismo. Otros aseguran haber constatado un aumento del 15% del rendimiento en los 6 kilómetros. Hace algunos años, la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, realizó un estudio en el cual se revelaba que quienes tomaron viagra mejoraron su rendimiento casi un 40% en pruebas de ciclismo realizadas a una altura aproximada de 3.870 metros. La Agencia Mundial Antidóping investiga los efectos de esta sustancia también conocida como sildenafil.

Al momento, financia un estudio para conocer el potencial de mejora del rendimiento que ofrece el medicamento a diferentes alturas. Hay quienes podrían pensar que al consumir viagra el deportista tendrá una permanente erección. Si esto fuera real, sería realmente incómodo para los deportistas consumir sildenafil antes de un encuentro de fútbol. Sin embargo, según los especialistas, esto no ocurre, ya que para ello se necesita un estímulo sexual.

El viagra no es un afrodisíaco. De hecho, no interviene en el deseo, porque su efecto no es sobre el cerebro ni sobre el corazón. Sin estímulos adecuados, su efecto es nulo: alguien puede tomar 100 o 150 miligramos y no va a tener una erección si no hay excitación de por medio. Esta droga solamente facilita la erección.

Óscar Concha, especialista en medicina del deporte, advierte que hace aproximadamente 6 años, el sildenafil comenzó a ser utilizado por algunos montañistas. “En la altura, se produce un edema pulmonar, una hipertensión pulmonar fisiológica que es posible evitar al consumir viagra, ya que controla la presión en los vasos sanguíneos”.

Después de la experiencia de los montañistas, este medicamento también se comenzó a emplear entre los deportistas que realizaban pruebas de resistencia en la altura.

¿Cuál es la dosis?

Una de las primeras interrogantes que se plantean los especialistas a la hora de sugerir el consumo del viagra es la dosis, ya que si se toma en cantidades no moderadas puede acarrear efectos secundarios.

Óscar Concha, indica que, por lo general, se toma 100 miligramos diarios. En el caso de los deportistas la dosis puede ser de 20 miligramos 3 veces al día. Aunque este medicamento es utilizado sin ninguna restricción en el área deportiva, aún no ha determinado, a ciencia cierta, el nivel de mejoría que puede producir. “Sabemos, en teoría, que desde el punto de vista fisiológico, mejora la vasodilatación a nivel pulmonar, pero hay mucho más por investigar”. El especialista recalca, además, que en la actualidad se cree que muchos medicamentos son altamente efectivos cuando, en realidad, no sirven para nada.

Hace 25 años, la l-carnitina —un compuesto orgánico natural— se puso de moda entre los jugadores de fútbol en Italia. Según la prensa internacional, los jugadores de la selección italiana que alcanzaron el título mundial de fútbol en el campeonato que se realizó en Madrid, utilizaron carnitina para un mejor rendimiento físico. Incluso, uno de los responsables de la federación italiana de atletismo, manifestó que la carnitina no es considerada una droga y que se trata de una pequeña molécula existente en los músculos, y que puede ser recreada sintéticamente. Este compuesto también fue utilizado por los atletas de ese país que practicaban un esfuerzo prolongado, como en marcha y maratón.

Óscar Concha, quien fue médico del equipo de fútbol El Nacional, comenta que cuando se desempeñó en este cargo, recomendó l-carnitina para los jugadores. Compraron el compuesto en Italia y los integrantes de El Nacional lo consumieron. “Ganaron 2 partidos y el tercero lo perdieron, después no sirvió nunca más”. El especialista en medicina del deporte precisa que este compuesto mejoraba la resistencia del músculo e incluso hay quienes aseguran que resulta beneficioso para quemar grasas.

De ahí que muchos lo usan para bajar de peso, aunque el galeno asegura que esto no está comprobado. Hoy en día, la l-carnitina es considerada un producto que aumenta el rendimiento muscular y cardiaco y que no está considerado como droga. Hay muchos especialistas que la consideran una vitamina para los músculos, la cual garantiza una mejor resistencia física ante el esfuerzo.

En el tratamiento de la hipertensión pulmonar

El viagra también es un gran aliado para tratar la hipertensión pulmonar, una enfermedad provocada por el estrechamiento de las arterias del pulmón, el cual impide que el flujo sanguíneo circule con normalidad hacia los pulmones. Hoy en día, hay muchos médicos neumólogos que recurren al uso de esta sustancia para tratar la hipertensión pulmonar.

Carlos Rosero, médico del Hospital Eugenio Espejo, indica que el sildenafil en algunos pacientes con hipertensión pulmonar disminuye la presión de la arteria pulmonar. De esta manera permite que el corazón no se vea afectado. Aclara que no todos los pacientes con este cuadro pueden ingerir esta sustancia. “El sildenafil tiene contradicciones.

En algunos casos puede provocar alteraciones en el funcionamiento del corazón e incluso un fallo cardíaco. Es necesario evaluar bien al paciente”. En sus inicios, esta sustancia fue diseñada para combatir la baja presión sanguínea y en el tratamiento de la angina de pecho. Sin embargo, en los primeros ensayos se apreció que podía ayudar a la erección masculina.

Contenido externo patrocinado