El premio valorado en $ 4.750 incluye una impresora 3d y 4 kits de robótica

Colegiales crearon app para reducir la obesidad de los chicos

- 07 de agosto de 2017 - 00:00
Gustavo Bejarano y David Guanoluisa desarrollaron la aplicación premiada. Ellos son compañeros desde segundo de bachillerato.
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

David Guanoluisa y Gustavo Bejarano, del colegio Don Bosco, desarrollaron el juego EaT. La aplicación ganó el reto STEAM4Good Américas en España.

Se estima que cuatro millones de muertes en el mundo estuvieron vinculadas al sobrepeso en 2015. El dato fue publicado en la revista médica estadounidense New England Journal of Medicine y presentado en una conferencia en Estocolmo.

La alerta de mortalidad fue el incentivo para que Gustavo Bejarano y  David Guanoluisa, del tercer año de bachillerato de la Unidad Educativa Don Bosco, unieran sus habilidades y desarrollaran la app EaT, un juego a base de niveles que incentiva el consumo de comida saludable en la población.

La creatividad y la capacidad como programadores fueron premiadas en España. EaT ganó el primer lugar en el reto STEM4Good Américas, una iniciativa de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que impulsa el espíritu emprendedor y el interés de los jóvenes de la región en la tecnología.

La creación de la aplicación, que ganó un reconocimiento valorado en $ 4.750, tardó seis meses.

El trabajo se realizó en las aulas de uno de los cuatro laboratorios de informática que hay en su centro educativo, ubicado en  La Tola, Centro de Quito.

Entre los premios está una impresora 3D de última generación con los filamentos requeridos para que los usuarios tengan libertad de imprimir lo que necesiten: 4 kits de robótica y una licencia en Google Play. Este último les da un usuario para que durante un año puedan subir a esa plataforma las nuevas apps que desarrollen.

Gustavo, de 17 años, se pasea por su aula. Enciende el computador que usó durante el último año lectivo y cuenta que el concurso fue un proceso que les permitió desarrollar destrezas. Para participar, desarrollaron un video publicitario en el que argumentaron la creación de su aplicación.

Los compañeros de los ganadores también desarrollan proyectos. Uno de ellos es un prototipo de silla de ruedas que funciona con un teléfono celular. Foto: Jhon Guevara/ EL TELÉGRAFO

El juego

El personaje de su juego se llama ‘Luisito’. David sonríe y dice que fue inspirado en un compañero de clase que durante los recreos siempre consumía comida chatarra.

La aplicación tiene 3 niveles (desayuno, almuerzo y cena). Cada uno cuenta con su puntuación y nivel de dificultad.

En el desayuno, el personaje Luisito se mueve por toda la pantalla, el usuario lo maneja, hace que coma alimentos sanos (frutas, legumbres y bebidas hidratantes). Si no se deja atrapar por las frituras, gaseosas, el alcohol o el tabaco, avanza; si consume alimentos no recomendados, muere.

En los siguientes niveles se muestran enfermedades: obesidad, anorexia, bulimia, todas causadas por la mala alimentación.

Los chicos recuerdan que después de clases se conectaban vía Skype. Las dos últimas noches antes de presentar la aplicación trabajaron hasta la madrugada. David durmió en la casa de Gustavo, quien explica que él es el creativo del equipo, mientras que el técnico y operativo es Gustavo. Ambos se graduaron de bachilleres técnicos en aplicaciones informáticas.

Robert Villagómez, rector de la institución, informó que en Don Bosco se oferta el Bachillerato General Unificado y el Bachillerato Técnico. Este último tiene dos especialidades: electrónica y aplicaciones informáticas.

Gustavo quiere estudiar mecatrónica, mientras que David optará por formarse en cine y animación. Esta no es la primera vez que los chicos participan en un concurso. Cuentan que su profesor de informática, Diego Caiza, siempre les ha incentivado para crear proyectos.

A pesar de que en los colegios se eliminó el examen o los proyectos de grado, en el colegio Don Bosco los chicos del bachillerato técnico continúan realizándolos. EaT fue el proyecto con el que David y Gustavo se graduaron. (I)

El juego EaT tiene 3 niveles (desayuno, almuerzo y cena) que los usuarios deben superar. Está disponible para dispositivos que operan con el sistema Android. Foto: Jhon Guevara/ EL TELÉGRAFO

-------------------

Don Bosco es un semillero de proyectos

Desde hace 21 años, los futuros bachilleres realizan proyectos de grado. Entre sus creaciones está un sistema automático de seguridad mediante huella digital (que funciona en oficinas de la institución), el prototipo de una silla de ruedas, una estación meteorológica, robots vigilantes y varias prótesis.

Otro de los proyectos galardonados fue el de Érick Rivadeneira, quien quedó como primer finalista en la categoría individual. Su proyecto, una app turística para conocer Quito, lo desarrolló para incrementar sus notas en informática.

El adolescente recibió un celular de última tecnología y un kit de robótica. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: