Encuentro de universitarios en la atarazana

En La Atarazana reclaman por los árboles

| 13 de Diciembre de 2015 - 00:00
Estudiantes de la Universidad Guayaquil y de la Católica sociabilizaron con moradores el tema y entregaron listones negros en símbolo de protesta. FOTO: JOSÉ MORÁN / EL TELEGRAFO

Encuentro de universitarios en la atarazana

Vestidos con camiseta negra, integrantes de diferentes colectivos urbanos y estudiantes de 2 universidades se concentraron, ayer, en el parque de la ciudadela La Atarazana para socializar el corte de 44 árboles que se realizó hace unas semanas.

Ricardo Sandoya, miembro de El  Selectivo, un colectivo arquitectónico,  explicó que el encuentro busca  concienciar al ciudadano sobre la importancia del área verde y que se tomen políticas técnicas. “Esto no se trata de si se puede o no cortar el árbol. Este se puede trasladar para trasplantarse, pero con criterio técnico para la poda. Lo que aquí se ha hecho es talarlos y no podarlos”.

También aclaró que el movimiento al que pertenece es ciudadano y no político.

Como parte del encuentro, los estudiantes de las universidades Guayaquil y Católica que asistieron se dividieron en 2 grupos. Luego visitaron varias casas que se encuentran en la zona afectada, para  preguntar a los moradores si fueron comunicados de lo que se haría antes del corte de los 44 árboles.

La visita concluía con la colocación de un listón negro en las casas, como símbolo de estar en contra de la intervención.

Rosa Yupa, una de la moradores y comerciante del sector, contó que junto con su hija empezaron a llorar  cuando cortaron los árboles. “Ahora se siente un vacío. En los días que hace sol es insoportable el calor, ya no tenemos su sombra”.

Otro de los moradores, Carlos Almeida, quien habita en el sector hace más de 28 años, afirmó que nadie les comunicó nada. “De ser así nos hubiésemos reunido para protestar, porque lo que se ha ocasionado es un daño ecológico. Ya no tenemos los arbolitos que nos protejan del smog”.

Alfonso Saltos, quien es arquitecto planificador urbano, indicó que se plantea por medio de los colectivos generar una ordenanza   para la arborización en Guayaquil.

Agregó que son alrededor de 18 colectivos urbanos, algunos de ambiente, de ciclismo, arquitectos, patrimonio, los que respaldan esta propuesta. “El tema de los 44 árboles nos ha unido a todos, porque es un tema de  ciudad”.

Hace unos días, el alcalde Jaime Nebot manifestó: “Hay circunstancias donde técnicamente no hay otra solución que trasplantar los árboles. Es lo que se va a hacer con los de La Atarazana. Es lo mismo que se ha hecho con cientos de árboles que hoy lucen frondosos en el Parque Metropolitano de Guayaquil”.

No obstante, Javier Cornejo, biólogo botánico, explicó que, si bien un árbol puede tardar meses en morir y es posible trasplantarlo, eso requiere características técnicas de traslado. Ayer, durante la movilización de los universitarios, una excavadora retiraba los restos de los árboles que fueron cortados. (I)