Jueves, 07 Marzo 2013 00:00 Regional Centro

Dos esposos waoranis mueren lanceados

Dos miembros de la Nacionalidad Waorani del Ecuador (NAWE)  resultaron muertos a causa del presunto ataque sufrido por parte de integrantes de alguno de los grupos no contactados  (tagaeris y taromenanes), a las 09:30  del martes en el sector conocido como Ñemeguno,  cerca de la  comunidad Yarentaro, en el cantón Aguarico (Orellana). El sitio  está ubicado  a unos 240 kilómetros desde la ciudad del Coca.

Gilberto Nenquimo, Vicepresidente de la NAWE, confirmó el deceso de  los esposos Ompore Omeway y Buganei Cayga, de aproximadamente 55 años de edad, quienes habrían sufrido una emboscada de alguno de los citados grupos en aislamiento,  mientras se dirigían por un camino hacia su vivienda.

Ompore Omeway y su esposa habrían fallecido tras recibir  aproximadamente 15  y cinco lanzazos, respectivamente. Ella fue   encontrada todavía con vida, pero  durante su traslado a la comunidad Yarentaro, falleció.

Tras atacar a la pareja de esposos,  los responsables del hechos   destruyeron la vivienda y se llevaron varios machetes, además de ollas y otros utensilios de cocina.

La dirigencia teme que la familia de los Omeway, que está compuesta por nueve hijos, busque venganza en contra de los nómadas tagaeris y taromenanes, iniciando una persecución al interior de la zona considerada como de preservación natural, lo que podría  desembocar en una tragedia de mayor magnitud.

Cawetipe Yeti, Presidente de la NAWE,  informó a través de radio UHF, que los cuerpos eran velados en la escuela de la comunidad y que fueron sepultados ayer a las 18:00 de acuerdo con sus tradiciones.

Nenquimo expresó que las lanzas utilizadas por los supuestos asesinos son confeccionadas de chonta recién cortada; que tienen un peso considerable, y que, de acuerdo al tamaño y la habilidad que posee cada hombre, pueden alcanzar grandes distancias. 

En los próximos días, la dirigencia de la NAWE buscará dialogar con el Gobierno  para exigir que se les entregue una indemnización a los familiares de los esposos fallecidos.

La agrupación considera que la actividad petrolera y maderera  que se desarrolla en esa zona, sería la causa por la cual los nómadas no contactados  se sienten amenazados y buscan  formas de proteger su territorio.

El dirigente dio a conocer que desde el año 2002 habrían sido victimados unos 22 waoranis. Entre las causas de estos hechos señaló que habría rencillas por la muerte de   26 indígenas tagaeris en manos de trabajadores  madereros.

De acuerdo con una observación realizada por los dirigentes waoranis, en la zona no contactada podrían existir tres grandes viviendas, que albergarían a aproximadamente 300 integrantes de los grupos tagaeri y taromenane.

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense