Moreno tiene lista terna para la Vicepresidencia

- 04 de enero de 2018 - 00:00
Ayer se realizó en el Palacio de Carondelet el primer gabinete ampliado de 2018, donde se definió la ruta de gestión de este año, así como la estrategia para impulsar el Sí en la consulta popular.
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

En el gabinete no se mencionaron nombres, pero trascendió que esa lista estará liderada por la vicepresidenta encargada, María Alejandra Vicuña; la canciller María Fernanda Espinosa y la ministra de Justicia, Rosana Alvarado. El Primer Mandatario anunciará la terna una vez que se establezca la ausencia definitiva de Jorge Glas en el cargo.

El presidente de la República, Lenín Moreno, tiene lista la terna para suplir la ausencia definitiva del vicepresidente, Jorge Glas. Aunque no dio nombres, existen tres perfiles que apuntan al cargo.

Y es que el Mandatario confirmó que desde las 00:00 del miércoles 3 de enero, Jorge Glas, sentenciado a seis años por asociación ilícita, dejó de ser vicepresidente por haber cumplido 90 días de ausencia en el cargo.

Aunque Moreno tiene 15 días para enviar la terna para el nuevo segundo mandatario a la Asamblea Nacional, aseguró que lo hará antes porque “el país no puede vivir sin un vicepresidente”.

Para actuar dentro de lo que establece la ley, el Ejecutivo pidió las certificaciones a los ministerios de Justicia y de Trabajo que avalen la legalidad de la ausencia definitiva por más de tres meses.  

Raúl Ledesma, titular de Trabajo, aclaró que cuando llegue el requerimiento desde el Ejecutivo contestará con base a la ley mediante un documento que certifique “el impedimento (de Jorge Glas) de ser funcionario público”.

Respecto al perfil de quien sucederá a Glas,  Miguel Carvajal, secretario de la Política, resaltó que debe ser una persona de absoluta confianza del Jefe de Estado. “Me parece que debe ser una persona que represente los equilibrios regionales, por ejemplo, vinculada a la Costa. Y ojalá haya equilibrio de género y que esta persona garantice la continuidad del proyecto democrático”.

Ayer trascendió en la opinión pública que la terna estaría integrada por María Alejandra Vicuña, ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda y vicepresidenta encargada; María Fernanda Espinosa, ministra de Relaciones Exteriores; y la titular de Justicia, Rosana Alvarado.

El artículo 150 de la Constitución señala que en caso de falta definitiva del Vicepresidente, la Asamblea elegirá su reemplazo de una terna presentada por la Presidencia de la República.

En el caso de que el Legislativo omita pronunciarse en el plazo de 30 días de notificada la petición, se entenderá elegida la primera persona que conforme la terna.

En la Asamblea la oposición manifestó que dará el voto favorable a quien encabece la lista. Esto llevará a considerar a Glas como exvicepresidente y, por consiguiente, no sujeto a juicio político. (I)

Vicuña labró su trayectoria política en las filas de ABA 


Vicuña también se desempeña como Ministra de Desarrollo Urbana y Vivienda. Se califica como cofundadora de la Revolución Ciudadana. Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO.

A sus 39 años, María Alejandra Vicuña tuvo la responsabilidad de encargarse de la Vicepresidencia de la República, el año pasado, por decisión del mandatario Lenín Moreno, quien le encargó también la misión de llevar adelante el proceso de la consulta popular.

Miembros cercanos al Primer Mandatario, entre ellos Ricardo Zambrano, habían anunciado que los anhelos del Jefe de Estado eran tener como compañera a una mujer costeña y enseguida el nombre de Vicuña cobró sentido. Más aún cuando ha logrado que las siete preguntas de la consulta popular lleguen íntegras a la papeleta del próximo 4 de febrero.

Heredó su interés por la política de su padre, Leonardo Vicuña, fundador del movimiento Alianza Bolivariana Alfarista (ABA), una de las organizaciones aliadas del oficialista Alianza PAIS y que confió en la capacidad del expresidente Rafael Correa y así  lo apoyó en las elecciones de 2006 cuando obtuvo su primer triunfo.

Con la victoria del exmandatario, su primera función fue la de coordinadora Regional de Talento Humano del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Sin embargo, su empuje político se dio a conocer en la Asamblea Nacional, a la que llegó como representante de Guayas en 2009 bajo el paraguas de PAIS y luego fue reelegida en 2013.

Durante su tiempo en la Asamblea formó parte del Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres y también fue coordinadora del Grupo Parlamentario por la Garantía de Derechos de la niñez y Adolescencia.

Fue además Vicepresidenta de la Comisión Especializada Permanente del Derecho a la Salud y enviada de Ecuador a la Unión Interparlamentaria.

A ello se suma que fue miembro de las comisiones especializadas que trataron las leyes para las enmiendas constitucionales en donde se reformó la Carta Magna para permitir la reelección indefinida que hoy se discute en la consulta popular.

Vicuña despertó una fuerte confianza no solo dentro del movimiento Alianza PAIS, sino también en el presidente Lenín Moreno.

Así fue nombrada como Ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda el 24 de mayo de 2017, el día de posesión del Mandatario.

A ella también se le encomendó una de las propuestas de campaña emblemáticas del Primer Mandatario: la misión ‘Casa para Todos’, con la que se pretende construir 325.000 viviendas en el país en cuatro años.

Es psicóloga clínica especializada en Administración de Empresas y se declara a sí misma, en su cuenta de Twitter, como militante y co-fundadora de la Revolución Ciudadana.

Quienes la conocen sostienen que es una militante activa, que prefiere los recorridos para conocer de cerca las necesidades de las personas. 

Pese a que está encargada de la Vicepresidencia no deja de lado su cargo como Ministra y aun así se ha dado tiempo para buscar enlaces con organizaciones políticas y sociales para consolidar el apoyo a la consulta popular, pero también para acompañar al Presidente en su batalla contra la corrupción y por relanzar la Revolución Agraria. (I) et

Espinosa impulsó los  diálogos de paz en Colombia 

La actual Canciller de la República también se desempeñó en ese cargo al inicio de la gestión del expresidente Rafael Correa. Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO.

La canciller María Fernanda Espinosa también figura como la opción del Jefe de Estado para la Vicepresidencia de la República.

Ella, que fue nombrada como Ministra de Relaciones Exteriores el pasado 24 de mayo, ha resaltado que “los principios constitucionales en materia de relaciones exteriores son inamovibles”, en comparación con la anterior administración.

Durante este tiempo al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores, la máster en Ciencias Sociales y Estudios Amazónicos; y en Antropología y Ciencias Políticas de la Facultad de Ciencias Sociales (Flacso), participó en los diálogos de paz entre el Gobierno Colombiano y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que tuvieron como sede a Ecuador.

También respalda la consulta popular, incluso criticó la postura del expresidente Rafael Correa, quien denunció ante la Organizaciones de Estados Americanos (OEA) la presunta alteración de orden constitucional en Ecuador por la convocatoria al proceso electoral.

Para Espinosa esta denuncia “carece de consistencia jurídica y legal”.

La también ministra de Relaciones Exteriores al inicio del Gobierno de Correa calificó de doble moral las expresiones del exmandatario. “Es lamentable que durante diez años se haya denostado a la OEA y se haya cuestionado el rol del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y que ahora se acuda en una actitud de doble rasero”.

Su nombre ha trascendido en la opinión pública, sin embargo días atrás afirmó que no estaba interesada en conformar la terna para suplir la ausencia de Glas.

El pasado 21 de diciembre resaltó que la decisión -únicamente- radicaba en el Presidente de la República.

A pesar de ello, Espinosa tiene una larga trayectoria que hacen verla como una opción al frente de la Vicepresidencia: tiene más de 20 años de experiencia internacional en temas multilaterales, de seguridad, defensa, integración, derechos humanos, derechos de los pueblos y nacionalidades indígenas, cultura y también en patrimonio.

Tiene una Licenciatura en Lingüística Aplicada de la Universidad Católica del Ecuador, entre otros estudios.

Durante su trayectoria ha liderado cargos en la esfera pública y del exterior: Embajadora de Ecuador ante Naciones Unidas, Ginebra. También fue Ministra de Defensa Nacional, Ministra Coordinadora de Patrimonio Cultural y Natural, Embajadora de Ecuador ante Naciones Unidas, Nueva York; titular de la cartera de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, asesora Especial del Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, etc.

Espinosa se destaca también por su experiencia en la docencia: trabajó como profesora asociada e investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Otra de las facetas que sobresalen de la hoja de vida de Espinosa es su fascinación por la poesía y los ensayos.

Al respecto tiene presencia en más de 20 antologías en México, España y Estados Unidos.

Tiene a su haber más de 30 artículos relacionados con la política. (I)

Alvarado se identifica con la lucha por los derechos

Rosana Alvarado inició su trayectoria política desde la Asamblea Constituyente, en 2007. Hoy es la Ministra de Justicia. Foto: John Guevara / EL TELÉGRAFO.

Abogada, comunicadora y feminista, Rosana Alvarado es otra de las cartas que maneja el Presidente de la República para la segunda magistratura. 

La ahora Ministra de Justicia inició su vida política en 2007 en la Asamblea Nacional Constituyente como miembro de la mesa de Legislación y Fiscalización.

Con su postura en defensa de la mujer aportó con proyectos de ley como las reformas al Código Civil, buscando equiparar la edad mínima necesaria para contraer matrimonio y unilateralizar el proceso de divorcio para evitar chantajes a las mujeres. A esto se sumó su postura a favor de la despenalización del aborto en casos de violación y la estipulación de femicidio como delito. También es partidaria del matrimonio entre personas del mismo sexo.

En 2009 fue elegida como asambleísta por Azuay e integró la Comisión de Justicia y Estructura del Estado. En las elecciones de 2013 fue la Primera Vicepresidenta del Legislativo, y acompañó a otras dos mujeres: Gabriela Rivadeneira y Marcela Aguiñaga.

Aunque en su trayectoria mostró una disciplina militante, también se destacó por respetar sus propias convicciones y varios hechos lo demostraron.

En abril de 2010 fue parte del grupo de legisladores que solicitó el juicio político contra Washington Pesántez, quien se desempeñaba como Fiscal General. Para ella Pesántez debía ser sometido al proceso por incumplimiento en sus funciones y nepotismo. El debate dentro de la misma bancada de PAIS, sobre este accionar, derivó en que Alvarado tildara a sus compañeros como “asambleístas hipotecados” y “pesantistas”. 

Esta solicitud no fue del agrado del expresidente Correa, quien pidió que los legisladores demandantes renunciasen a su inmunidad parlamentaria si querían continuar. Alvarado mostró pesar por las declaraciones de Correa y criticó que haya opinado sobre el tema.

En agosto del mismo año, el exasambleísta  Abdalá Bucaram Pulley la demandó, al igual que al expresidente Correa y a otros funcionarios después de que el Gobierno decidiera presentar fotos de los hijos del exlegislador en un medio de comunicación y el Ministerio de Inclusión Económica y Social presentara una acción de protección en su contra.

Para Alvarado, la acción de Bucaram buscaba un “melodrama” en los medios al acusar al gobierno de querer quitarle a sus hijos.

A pesar de que Polibio Córdova, titular de la encuestadora Cedatos, fue sobreseído por el delito de falsificación y uso doloso de documentos falsos, la ahora Ministra también aportó para que las encuestadoras no tergiversen su información.

Cuando en su calidad de asambleísta recibió documentación en contra de Cedatos, acudió a la Fiscalía a denunciar  el hecho; más de ocho meses tardó en conocerse el resultado. El talante de la legisladora, su postura radical y la defensa por sus propias convicciones no solo la han llevado a ganarse la confianza del presidente Lenín Moreno y ser miembro del Ejecutivo, sino también estar nominada para ocupar el puesto de Segunda Mandataria. (I) 

Cronología   

Desde el retorno a la democracia, en 1979, los vicepresidentes de turno han tenido una marcada línea de distanciamiento con el Presidente de la República, excepto en los diez años de gobierno de Rafael Correa. La convulsión política también ha motivado que el ahora desaparecido Congreso designara al Segundo Mandatario.

2 /Junio  

→León Roldós Aguilera asume la Vicepresidencia de la República para formar parte del gobierno del entonces presidente Osvaldo Hurtado, quien asumió la Jefatura de Estado a raíz del fallecimiento de Jaime Roldós Aguilera. León Roldós, quien hasta esa mañana era el Presidente de la Junta Monetaria, fue elegido por el Congreso Nacional luego de un acalorado debate. Al final de la jornada ganó por un voto de diferencia sobre su contendor, el cefepista Rodolfo Baquerizo Nazur. Su relación con Hurtado desde el principio fue tensa. 

16 /Enero 

→Luego del suceso en la base de Taura (secuestro del presidente de ese entonces, León Febres-Cordero), la relación entre el vicepresidente Peñaherrera y él fue difícil.   

19 /Octubre 

→Luego de la salida de Alberto Dahik de la Vicepresidencia, por un juicio en su contra, el Congreso Nacional eligió a Eduardo Peña Triviño de una terna.      

10 /Agosto 

→Rosalía Arteaga fue la Segunda Mandataria en el gobierno de Abdalá Bucaram Ortiz, sin embargo el distanciamiento llegó a los pocos meses, por el incumplimiento de las promesas de campaña. A raíz de la cesación de Bucaram de la Presidencia por una mayoría simple del Congreso, la Vicepresidenta reclamó la sucesión, mientras que el Legislativo nombró a Fabián Alarcón como presidente interino. Con la intervención de las Fuerzas Armadas, Arteaga estuvo dos días en la Presidencia hasta que el Congreso nuevamente posesionó a Alarcón.

1 /Abril 

→Pedro Aguayo Cubillo es elegido vicepresidente por el Congreso Nacional entre una terna conformada por Guillermo Wagner y Juan Castañier.

27 /Enero 

→Pedro Pinto Rubianes asume la vicepresidencia de la República luego de que Gustavo Noboa alcanzara la presidencia tras el derrocamiento de Jamil Mahuad.

15 /Enero 

→En la Presidencia de Gutiérrez, Alfredo Palacio  asume la segunda magistratura. Pero los roces fueron notorios en la segunda vuelta, al punto de que el Mandatario no le delegó el área social. 

5 /Mayo 

→Alejandro Serrano Aguilar llega a la Vicepresidencia luego del derrocamiento de Lucio Gutiérrez y su vicepresidente, Alfredo Palacio, asume la presidencia. El Congreso Nacional lo eligió.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: