Martes, 08 Agosto 2017 00:00 Mundo

La movilización coincidió con el día de San Cayetano porque “está en nuestro calendario”

La marcha de argentinos por 'pan, techo y trabajo' enturbia la campaña de Macri

Los manifestantes partieron desde la iglesia de San Cayetano hasta la Plaza de Mayo, frente a la sede gubernamental, en la ciudad de Buenos Aires.
Los manifestantes partieron desde la iglesia de San Cayetano hasta la Plaza de Mayo, frente a la sede gubernamental, en la ciudad de Buenos Aires. Foto: sitioandino.com.ar

Entre los reclamos de las organizaciones sociales al Presidente figura declarar la emergencia alimentaria. Los partidos opositores se comprometieron a respaldar en el Congreso este proyecto.

Marcelo Izquierdo, corresponsal en Buenos Aires

A pocos días de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del domingo, distintas organizaciones sociales se movilizaron ayer en procesión hasta la histórica Plaza de Mayo para reclamar una emergencia alimentaria bajo el eslogan “Paz, pan, techo y trabajo”.

Y lo hicieron el 7 de agosto, el día en que millones de católicos argentinos conmemoran la fiesta de San Cayetano, el patrono del Trabajo, y en cuyo santuario del barrio porteño de Liniers concurren ese día miles de fieles para pedir un empleo, agradecer por el que han conseguido o rezar para no perderlo. Desde allí, partió la marcha con un fuerte reclamo social al gobierno de Mauricio Macri en plena campaña electoral.

“Convertir a San Cayetano en una movilización es una barbaridad. Toda la vida cada 7 de agosto la gente ha ido a la iglesia, así que querer convertir eso en una movilización es de muy bajo nivel”, dijo la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich.

La protesta fue organizada por varias organizaciones sociales de base, como Barrios de Pie, la Corriente Clasista Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). A ellas se sumaron columnas sindicales y de partidos políticos de izquierda.

La movilización cortó virtualmente en dos a la ciudad de Buenos Aires, a la que recorrió de oeste a este en un trazado de 10 kilómetros causando caos total en el tránsito. Un simple viaje en ómnibus de 10 minutos tardó más de una hora.

Gildo Honorato, referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, dijo a EL TELÉGRAFO: “Hoy pedimos trabajo, paz, tierra y techo para los humildes. Pedimos la posibilidad de debatir y discutir políticas de Estado. Más allá de la pertenencia política ya hay cientos de organizaciones, todas con una pertenencia distinta a las que nos hermana la problemática social”.

“En función de eso y además de protestar, hemos presentado distintos proyectos y propuestas al Congreso de la Nación para poder debatir y que la dirigencia política argentina tome las cartas en el asunto y construya políticas de Estado. No podemos esperar hasta (las elecciones parlamentarias del 22 de) octubre por los resultados electorales. El hambre se siente hoy, el hambre no diferencia banderas políticas o sociales, no diferencia partidos, no diferencia candidatos”.

Honorato dijo: “En función de eso nos hermanamos con los que sufren, sean de la organización que sean, para encontrar un camino que nos permita visibilizar nuestros reclamos, nuestros problemas y también encontrar un camino de diálogo” con el gobierno nacional.

El referente social explicó que entre los reclamos al presidente Macri figura declarar la emergencia alimentaria y la implementación plena de la emergencia social (aprobada en diciembre pasado) en el país austral. Los partidos opositores, entre ellos el “kirchnerismo” y el Frente Renovador de Sergio Massa, se comprometieron a respaldar en el Congreso el proyecto de emergencia alimentaria.

Esta emergencia, según sostuvo Honorato, “consiste en que el Estado garantice los pisos nutricionales para los compañeros y compañeras que asisten a los comedores populares. El 43% de los niños (que concurren a esos comedores) hemos detectado que tienen bajo peso o desnutrición”. La emergencia radica además “en el fortalecimiento de las unidades productivas, principalmente en agricultura familiar que producen alimentos para de esa forma poder garantizar carne, leche, verdura y fruta, es decir, lo que hace a una sólida nutrición para que los pibes (niños) puedan desarrollarse en el colegio, para que puedan tener procesos de aprendizaje adecuados y por sobre todas las cosas no hipotequemos a las generaciones con este modelo económico que rechazamos profundamente”, recalcó.

En su diálogo con este Diario, Honorato dijo que la movilización coincidió con el día de San Cayetano porque “está en nuestro calendario. La religiosidad popular está muy vinculada a lo que viene sucediendo, al trabajo territorial. Nos acompañan organizaciones laicas como misioneros de Francisco y otras, con las que tenemos una visión pastoral común en el territorio y desarrollamos políticas activas”. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET