De llanto a la euforia

- 10 de julio de 2016 - 16:36
Foto: Agencia AFP

El delantero Éder marcó el único tanto, en una final en la que el campeón tuvo que jugar gran parte del cotejo sin su capitán, Cristiano Ronaldo, que salió lesionado.

Portugal dio una de las mayores sorpresas de la historia del fútbol al ganar la Eurocopa a Francia en su casa, en el Stade de France (1-0), con un gol de Éder en la prolongación (109), pese a jugar la mayor parte del partido sin su estrella, Cristiano Ronaldo, que dejó el campo lesionado en el minuto 25.

La selección lusa logró de esta manera su primer gran título internacional, 12 años después de haber sufrido en sus propias carnes la derrota en una final de la Eurocopa, en 2004 en casa, en Lisboa, ante Grecia (1-0).

Éder logró el tanto de la victoria con un disparo lejano y raso, ajustado al poste derecho de la portería de Hugo Lloris, a 11 minutos del final de la prórroga.

Sin Cristiano, sustituido por Ricardo Quaresma, parecían esfumarse muchas posibilidades de Portugal y su capitán de ganar el título.

Pero Portugal, fiel a su estilo especulativo, defendiendo bien atrás y esperando contragolpes, aguantó los 90 minutos. En la prolongación, Portugal parecía más entero y llegó el tanto de Éder.

Antoine Griezmann, la estrella gala, que terminó máximo goleador de la competición con 6 goles, perdió su particular duelo con Cristiano Ronaldo, con el que también perdió la final de la Liga de Campeones entre sus clubes, el Real Madrid y el Atlético de Madrid.

Francia, con un tridente ofensivo formado por Griezmann, Olivier Giroud y Dimitri Payet, dominó y tuvo el 53% de posesión, pero la táctica del seleccionador portugués Fernando Santos, se volvió a imponer.

Nani dio el primer aviso del partido en el minuto 4 con un disparo que se marchó fuera, pero la gran ocasión del inicio del partido la tuvo Griezmann en el minuto 9 con un cabezazo, tras un centro de Olivier Giroud, que envió a córner Rui Patricio con la punta de los dedos.

Tras la salida de Cristiano Ronaldo, los ‘Bleus’ tuvieron una buena ocasión, con un remate de Moussa Sissoko que despejó el portero Rui Patricio.

Pero Portugal, pese a la ausencia de su estrella, con un sistema defensivo bien aceitado pudo contener a Francia y llegar al descanso con empate a cero.

Se había ido Cristiano Ronaldo, pero seguía Pepe, que en su puesto de central había sido un muro en octavos y cuartos y que tras perderse la semifinal contra Gales por lesión, volvió a ser casi infranqueable en la final.

Sin su baza ofensiva mayor, Portugal buscó aguantar y llegar a los lanzamientos de penal. Agazapados, los lusos buscaban al mismo tiempo algún contragolpe.

Francia no conseguía superar la tela de araña atrás de Portugal y solo en el minuto 66 llegó la primera ocasión del segundo tiempo, con un cabezazo de Griezmann que pasó rozando el larguero.

La segunda ocasión llegó más luego, cuando un disparo cruzado de Olivier Giroud fue rechazado por Rui Patricio.

Portugal apostaba por los contragolpes y a 10’ del final un disparo lejano de Nani fue sacado con dificultades por Hugo Lloris. Francia volvió a estar cerca del gol, con un disparo de Sissoko que encontró una meritoria estirada de Rui Patricio, que nuevamente salvó a los suyos.

Los ‘Bleus’ incluso lanzaron un balón al poste en el descuento por medio de André Pierre Gignac, pero Portugal logró llegar a la prórroga.

En la prolongación, Portugal fue mejor. En la jugada anterior al gol de Éder, el lateral izquierdo Raphael Guerreiro envió un tiro libre al larguero. Con el tanto, Francia intentó sin resultados atacar a su rival para tratar de empatar y forzar los penales. Sin embargo, lo hizo con desorden y no logró una jugada clara que le permitiese anotar.

De los 7 partidos disputados por Portugal, solo uno, en semifinales contra Gales (2-0), consiguió ganar en los 90 minutos, pero le sirvió para ser campeón de Europa. En octavos venció 1-0 a Croacia en el tiempo extra, mientras que en los cuartos tuvo que definir su pase a semifinales en los penales, donde se impuso 5-3 a Polonia, luego de igualar 1-1 en los 90’ y el tiempo extra.

En la estadística final, Portugal sumó 10 puntos en el torneo, por debajo de los 13 que logró Francia y los 12 de Gales. A pesar de ese dato en contra, se marchó invicto del torneo europeo en el que ganó 2 partidos y empató 4.

Portugal se sumó a Rusia, Italia, República Checa, Holanda, Dinamarca y Grecia, como los países que tienen un título en el torneo europeo de selecciones. (I)

Cristiano dejó  la cancha entre lágrimas

Cristiano Ronaldo tuvo que ser sustituido por una lesión en la rodilla izquierda, siendo evacuado en camilla y entre lágrimas, en el minuto 25 de la final de la Eurocopa entre Francia y Portugal, ayer en el Stade de France, después de haber recibido un golpe de Dimitri Payet en el minuto 8. Recién hoy se conocerá un diagnóstico certero de su dolencia.

Doce años después, la imagen se repitió, con un Cristiano Ronaldo entre lágrimas, como en 2004 cuando jugaba su primera final con apenas 19 años y vio cómo Grecia (1-0) se imponía a su selección inesperadamente en la final de la Eurocopa en el estadio da Luz de Lisboa.

Esas lágrimas del entonces diamante en bruto del fútbol portugués fueron una de las imágenes de aquella final y el propio Cristiano se refirió a ellas el miércoles tras la clasificación para las semifinales.

“Espero que el domingo (ayer), me vean llorar pero de alegría”, dijo tras la victoria 2-0 ante los galeses, sin imaginar que su paso por la final iba a ser tan efímero y terminado con lágrimas de frustración y decepción.

Tras el choque estuvo un tiempo tendido en el suelo, golpeó el césped con la mano con gesto de dolor, pero pudo continuar luego de ser atendido por los paramédicos. En el 17 volvió a ser asistido por los médicos y estuvo un tiempo fuera del terreno, para que le vendaran la rodilla.

Se reincorporó al juego, hasta que en el 25 pidió el cambio, se tiró al suelo y fue sacado del campo en camilla, sin poder contener las lágrimas, mientras Ricardo Quaresma entraba en su lugar, con 0-0 en el marcador.

Con su salida prematura por lesión de la final, Cristiano Ronaldo se quedó sin poder superar el récord de goles de la historia del torneo. En esta copa marcó 3 tantos: 2 a Hungría y 1 a Gales.

Se mantiene con un total de 9 dianas en 4 Eurocopas, igualado desde la semifinal del miércoles con el francés Michel Platini, que logró la misma cantidad en la única edición que disputó, la de 1984, en la que guió a los ‘Bleus’ al título. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: