En 2016 este indicador decreció 4,8% entre enero y marzo, según el banco Central del Ecuador

El consumo de hogares creció 3,6% en el primer trimestre de 2017

- 04 de Julio de 2017 - 00:00

De acuerdo con los expertos, el levantamiento gradual de las salvaguardias y la recesión económica son algunos de los factores del incremento registrado.

El último informe de las Cuentas Nacionales Trimestrales del Ecuador presentado por el Banco Central (BCE) indica que el Gasto de Consumo Final de los Hogares fue la variable que tuvo mayor incidencia en el crecimiento de la economía.

El Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre de este año se ubicó en 2,6%, y el consumo de hogares creció el 3,6% con respecto al mismo periodo de 2016 (ver infografía). El año pasado, este último indicador registró una contracción interanual de 4,8%.

Según los datos del BCE, el consumo de productos no alimenticios creció en el 5,8%; el de productos alimenticios aumentó el 3,7%; y el de servicios, 2,9%. Verónica Artola, gerenta del BCE, indicó que este crecimiento representa mayor confianza e ingresos de los ecuatorianos.

El aumento de consumo de hogares es un comportamiento observado desde el año pasado. Así lo explicó Sergio Acosta, ejecutivo de cuenta de la firma Kantar, especializada en estudios de mercado, quien agregó que es un indicador común en países que han pasado por una recesión.

Acosta indicó que este incremento muestra que el consumidor ecuatoriano planifica mejor su compra para ahorrar más, incluyendo “darse un gusto dentro del hogar”.

Además indicó que el ciudadano ahora opta por visitar diferentes puntos de venta como forma de hallar el precio más bajo.

Según el último informe elaborado por esta firma internacional, en el primer trimestre de 2017 crecieron las ventas en ferias y puerta a puerta. A criterio de Acosta, esto es un reflejo del crecimiento del sector informal en el país. Otros canales que han crecido son los minimercados y farmacias de barrio.

Otro de los hallazgos del estudio es la recuperación del precio medio que pagan los hogares, el cual crece 3%. Esta dinámica es generada especialmente por compradores de nivel socioeconómico alto y medio, los cuales regresan a consumir productos y marcas premium.

El informe concluye que las empresas locales han contribuido al 64% de la canasta de compras, ubicándose por sobre las multinacionales. Su principal ventaja es su fuerza de distribución y posicionamiento como canal de ahorro y emergente.

Para Víctor Hugo Albán, vicepresidente del Colegio de Economistas de Pichincha, el aumento del consumo de hogares se da en parte por el ingreso de productos importados a raíz del desmantelamiento gradual de las salvaguardias. “Sin embargo, el aparato productivo todavía está muy quedado”, dijo.  

Las actividades económicas que presentaron una mayor tasa de variación en relación con el primer trimestre de 2016 fueron: refinación de petróleo (28.4%); suministro de electricidad y agua (22.4%); pesca con excepción del camarón (11.0%); actividades de servicios financieros (5,7%); comercio (5,7%); servicio doméstico (5.6%) y transporte (5.3%).  

El segundo rubro que aportó al crecimiento de la economía ecuatoriana fueron las exportaciones. La venta de refinados de petróleo creció en 19,9%, de pescado 14% y del banano, café y cacao aumentaron 8,4%. “Ya tenemos desde el año pasado el acuerdo con la Unión Europea, eso nos abrió más cupo para exportar más”, comentó Artola. (I)