Viernes, 04 Noviembre 2016 12:50 Mundo

Protesta contra las AFP termina en violencia

El movimiento NO+AFP arrancó este año para exigir el fin del sistema privado de pensiones instaurado a inicios de la década de los 80.
El movimiento NO+AFP arrancó este año para exigir el fin del sistema privado de pensiones instaurado a inicios de la década de los 80. Foto: AFP
Alejandro Tapia, corresponsal desde Santiago de Chile

Ha sido una de las mayores novedades en cuanto a los movimientos sociales este año en Chile. Se trata del Movimiento No Más AFP, que se opone y pretende cambiar el sistema de administración privado de las pensiones en el país. Ayer, este organismo lideró una nueva marcha en las principales ciudades. Sin embargo, a diferencia de las anteriores protestas, derivó en graves hechos de violencia.

El slogan ‘No más AFP’ ha calado hondo  una parte importante de los chilenos. De hecho, hasta ahora han realizado tres marchas, en julio, agosto y octubre, que  reunieron un millón de participantes. Pero lo de ayer fue distinto: hubo quema de buses, barricadas en las principales arterias de Santiago y desórdenes. Hasta la propia presidenta Michelle Bachelet señaló que “la violencia no es el camino”.

También el vocero del movimiento, Luis Messina, dijo que “los actos vandálicos le hacen un favor a las AFP”. “No se justifica, pero son acciones que desbordan la incompetencia del gobierno. Jamás hemos llamado a quemar buses”.

Por una ley que data de la era de Pinochet, los chilenos destinan el 10% de su renta a las pensiones en una Administradora de Fondos de Pensiones (AFP). Sin embargo, como las pensiones terminan siendo tan bajas, en muchos casos inferiores a $ 200, hay un creciente malestar ciudadano.

Las AFP reconocieron que el sistema puede mejorar, pero que las pensiones están acorde a la realidad del país y que dependen de cuántos años las personas cotizaron en estos fondos.  

Además, en la tarde de ayer se esperaba un cacerolazo ciudadano, una conocida forma de protestar que usó la oposición a Salvador Allende a comienzos de la década del 70, pero también los detractores de la dictadura de Pinochet. (I)

Gobierno propuso un fondo solidario

La idea del gobierno socialista es aumentar un 5% lo que cada chileno destine a las AFP. Pero ese porcentaje podría ser asumido por el empleador y sería destinado a un fondo solidario. También, Bachelet propuso una AFP estatal. A su vez, el movimiento No Más AFP propone una modificación más profunda del sistema de pensiones, que incluya a todos los actores. Es decir, que el financiamiento sea tripartito: trabajadores, empleadores y el Estado. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense