Sábado, 14 Enero 2017 00:00 Mundo

10.000 niños desaparecen en la zona europea y Save The Children lanza campaña

Europa no tiene un plan para acoger a más refugiados

Inmigrantes encienden leña para contrarrestar el frío en un campamento de la Acnur en la isla griega de Lesbos.
Inmigrantes encienden leña para contrarrestar el frío en un campamento de la Acnur en la isla griega de Lesbos. Foto: AFP

La Acnur urgió a los gobiernos a adoptar medidas ante la posible llegada de una ola de inmigrantes. Por las islas griegas arriban personas en busca de asilo.

Agencias AFP y Prensa Latina

Bruselas.-

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Vincent Cochetel, emitió una alerta en Europa para que se prepare para la llegada de una nueva oleada de inmigrantes y refugiados como la ocurrida en 2015.

“Lo que ocurrió en 2015 (1’000.000 de llegadas) no debería repetirse”, subrayó Cochetel, quien criticó a la Unión Europea (UE) por “no tener un plan A, ni B,” ante ciertas situaciones.

Durante una intervención en la comisión de libertades civiles del Parlamento Europeo, Cochetel urgió a crear un sistema común de registro de inmigrantes, a acelerar el procedimiento de las solicitudes de asilo en las fronteras para lidiar con los crecientes flujos mixtos. Alertó también que los números de reubicación de refugiados siguen siendo “inaceptablemente bajos”.

Según informes de la Acnur, el número de llegadas en lo que va del año se redujo con respecto a 2016. En los primeros días de 2017 a la UE llegaron 1.121 personas: 728 a Italia y 393 a Grecia.

El drama, sin embargo, es evidente. En las islas griegas del Egeo, pero también en la ruta de los Balcanes que cerró el año pasado y por la que transitan miles de refugiados en busca de asilo.

En Serbia deambulan 7.300 personas, un millar de ellas en Belgrado. Esencialmente menores afganos que no quieren ir a refugios y esperan remesas o negocian con traficantes para seguir su camino. Los norafricanos optan por seguir hacia el centro de Europa a través de la frontera con Hungría, donde se agolpan. Más de 60.000 siguen estancados en Grecia, en una situación dramática por el frío y la nieve.

Los niños desaparecen

Un asunto que preocupa especialmente a esta agencia de la ONU es el de los menores no acompañados.

Según las cifras de la Oficina Europea de Policía (Europol), el año pasado desaparecieron en Europa 10.000 menores no acompañados. El problema fue evocado por Cochetel: “Hacemos un llamamiento urgente para que se adopten medidas para los menores no acompañados”, exhortó.

La desaparición de los menores impulsó a la ONG Save The Children a lanzar la campaña ‘#UnforgottenChild ¿Y si desapareciera tu hijo?’ para remover conciencias y llamar la atención llevando los hechos a familias comunes que, de repente, ven cómo desaparecen sus hijos.

Y es que la cifra de menores desaparecidos, aportada por la Europol, significa que a cada hora desaparece un niño refugiado al llegar a la zona de la Unión Europea, tras escapar de la guerra, la hambruna, la persecución en sus países de origen.

Aunque en muchos casos se puede tratar de menores reencontrados con familiares que no han sido registrados, se sospecha de que una parte de ellos terminaron en manos de mafias internacionales, según los oficiales europeos.

A Italia llegaron 25.800 niños

La Unicef denunció que 25.800 menores no acompañados llegaron a las costas de Italia tras atravesar el Mediterráneo en 2016, cifra que se duplicó con respecto a la registrada en 2015 cuando llegaron 12.360.

Los niños no acompañados representaron el 91% del total de 28.200 menores que llegaron el año pasado a Italia como refugiados o inmigrantes.

La responsable del departamento del Ministerio del Interior creado para la acogida de menores de edad no acompañados, Maria Caprara, denunció la dificultad de acoger a estos menores que, según los tratados, no pueden ser alojados con el resto de inmigrantes.

Caprara señaló que es necesario buscarles “una acogida de calidad y un proyecto de vida y formación en el caso de que quieran quedarse en Italia o facilitar que encuentren a sus familias en otros países”. (I)

DATOS

El coordinador de la Unión Europea para implementar sobre el terreno el plan acordado entre la Unión y Turquía, Maarten Verwey, reconoció en el Parlamento Europeo la “complicada” situación que viven los refugiados en las islas griegas por las bajas temperaturas.  

Está previsto que la próxima semana, en la sesión plenaria en Estrasburgo (Francia), los eurodiputados reclamen en un debate a la Comisión y el Consejo que facilite ayuda de emergencia.

La UE se ha propuesto distribuir en dos años a 160.000 solicitantes de asilo desde Grecia e Italia y reubicar a 22.504 personas que ya gozan del estatus de refugiado reconocido por la ONU y se encuentran en países terceros. Del primer grupo, sin embargo, hasta el momento solo se ha trasladado a 8.162.

---------------------------

Hay riesgo de enfermedades

Cinco inmigrantes mueren por el frío en Bulgaria

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) alertó ayer de que cinco refugiados murieron por la ola de frío que azota Europa.

Los cuerpos de dos hombres iraquíes, un paquistaní y una mujer somalí fueron hallados en Bulgaria junto a la frontera con Turquía, mientras un afgano de 20 años   falleció tras cruzar el río Evros, que separa Grecia y Turquía, con temperaturas de 10 grados bajo cero.

Además, dos adolescentes somalíes fueron  hospitalizados en Bulgaria con síntomas de congelación tras pasar cinco días en un bosque.

La situación es especialmente grave en las islas griegas, donde 1.000 personas se alojan en tiendas y barracones sin calefacción, por lo que la Acnur pidió a las autoridades helenas que aceleren su traslado a centros más adecuados en el continente.

En Serbia, el 80% de los 7.300 migrantes se aloja en refugios protegidos, mientras otros 1.200 duermen a la intemperie en Belgrado. “Se trata de salvar vidas, no del papeleo, ni de mantener los acuerdos burocráticos”, advirtió la portavoz de Unicef, Sarah Crowe, durante la habitual rueda de prensa de las agencias de la ONU en Ginebra.

Crowe también subrayó las consecuencias del frío para los niños refugiados: riesgo de gripe e infecciones respiratorias graves;  aumento de las muertes de recién nacidos en hospitales, ya que los sistemas locales de salud sufren interrupciones por el frío. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense