Madonna, a sus 55 años, aún tiene el mundo en sus manos

19 de agosto de 2013 - 00:00

Quienes sobrepasan los 40 años todavía recuerdan aquella gala de MTV Music Award de 1984 cuando Madonna apareció con un vestido de novia, en el que destacaba un cinturón que tenía la leyenda “boy toy” (juguete de muchacho).

Para la época fue todo un escándalo porque ella se revolcaba en el piso, incitaba al sexo y dejaba ver más de lo permitido para aquellos días aún conservadores en la sociedad.

Era solo el principio de una cadena de controversias que tenían como “vanguardista” a Madonna, quien había empezado su carrera oficialmente el 27 de julio de 1983 cuando publicó su primer disco, ‘El homónimo’, aunque su despegue fue con el segundo: ‘Like a virgin’.

Y es que Madonna ha hecho de todo para llamar la atención. Besó a Britney Spears y otras, desafío a la iglesia con su video ‘Like a prayer’, posó desnuda para Playboy. Todo lo que hace marca una tendencia y aunque existen fenómenos del pop contemporáneo como Spears, Christina Aguilera y Lady Gaga. Todas son ‘chicas malas’, pero Madonna era quien patentaba cada escándalo y por eso es considerada como la ‘Reina del pop’.

Madonna Louise Verónica Ciccone, nombre completo de esta hija de inmigrantes italianos y franco canadienses, llegó a los 55 años de vida el pasado viernes con la misma energía de siempre.

Es poseedora de siete premios Grammy, tras ser nominada en 27 ocasiones; además, ha recogido 20 estatuillas de los MTV Video Music Awards, tres de los American Music Awards, 14 premios Ascap y 39 Billboard Music Award, solo por nombrar algunos de los más importantes reconocimientos.

Ha vendido unos 220 millones de álbumes en todo el mundo, sin contar las ventas de sus sencillos. La prometedora estudiante de danza, originaria de Míchigan, llegó a Nueva York con apenas 35 dólares en la década del 70. Quería ser bailarina profesional. La música le tenía otro camino, pero, en el fondo, ella sabía muy bien lo que quería en su vida: “Fama, fortuna y conquistar el mundo”, como se lo confesó a la cadena MTV.

Su camaleónica apariencia es otro de sus distintivos. A veces rubia platinada o con cabello oscuro y  hasta en algunas ocasiones con un corte muy pequeño, acompañada por grandes crucifijos, ajustados corsés, mallas, sombreros vaqueros.

Es conocida por su promiscuidad, aún así estuvo casada con el ganador del Oscar, Sean Penn, y el cineasta Guy Ritchie. También fue pareja de Prince, el beisbolista Álex Rodríguez, Camille Barbone, Mark Kamins, Carlos León (padre de la primogénita de la artista) y una lista que se extiende hasta nuestros tiempos, incluyendo al veinteañero Brahim Zaibat.

Actriz de películas como ‘Desesperadamente buscando a Susan’ o ‘Ellas dan el golpe’ (donde interpreta a una beisbolista), Madonna también es dueña de expresiones polémicas. Algunas de ellas son:  “Cyndi Lauper fue mi inspiración. ¡Después de 20 años ya lo puedo decir!”, “Los hombres afeminados me intrigan más que cualquier otra cosa. Los veo como a mi otro yo”, Cuando me pongo de rodillas nunca es para rezar’.

Otras frases: “Marilyn Monroe fue una víctima y yo no. Por eso no hay comparación posible”, “Soy una superviviente como una cucaracha: no pueden librarse de mí”, “Me encantaría ser como Gandhi, Martin Luther King y John Lennon, pero prefiero seguir viva”, “No me disculpo por esos años de sexo; me atraía saltarme las normas y ser rebelde”.

“Todos quizás piensan que soy una ninfómana perdida, que tengo un insaciable apetito sexual, cuando la verdad es que prefiero leer un libro”, “A veces me pregunto: ¿qué he hecho?, ¿qué he creado?, ¿esa pequeña figura que se mueve sobre el escenario soy yo?”, “En el fondo soy una buena chica. Pero también puedo ser una bruja” y otras frases.

Es la esencia de Madonna, la Reina del Pop que a sus 55 años aún puede llevar el mundo a sus espaldas, a punta de escándalos y música.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: