El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.9/May/2021

Mundo

Tendencias

Del 0 al 16%: Ya no hay política sin mujeres

Xavier y yo fuimos siempre nosotros mismos y defendimos nuestras causas comunes.
07 de marzo de 2021 06:00
Carlos Almeida / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:

Valora este artículo

(0 votos)

El domingo 23 de agosto de 2020 recibí una llamada vía WhatsApp de Sandra, querida amiga y mentora, quien me hizo una propuesta indecente. “Oye, María Sara, ¿estarías interesada en ser la candidata a la Vicepresidencia de un amigo mío que se está lanzando a la Presidencia de la República?” – Bueno, le dije, todo depende de con qué Partido. – La ID es el Partido. – Claro, le dije, conversemos. A las 6pm de ese mismo día, acepté ser la binomio de Xavier Hervas, y nos lanzamos a la aventura.

El 1º de septiembre aceptamos nuestra nominación ante el CNE, y empezamos a armar los equipos de trabajo. Xavier nunca había hecho política antes, con excepción de la política universitaria, en la universidad en donde estudió en Colombia. Yo siempre hice política, desde el colegio, en la universidad, y como parte de las juventudes social demócratas. Luego ya como militante activa de la Izquierda Democrática, Listas 12, fui candidata alterna a la Asamblea Nacional en las elecciones de 2017. Llevo más de 20 años haciendo política desde el activismo social, con varias causas: los derechos humanos, los derechos de las mujeres (especialmente los derechos económicos), y los derechos de la naturaleza. En la universidad trabajé en los consultorios jurídicos gratuitos y en las cárceles del país.

La verdad, Xavier y yo somos el dúo dinámico de la política en el Ecuador. Somos complementarios, él es un hombre que refresca el ambiente con un discurso novedoso que busca la unidad, que se enfoca en los temas económico-productivos con especial énfasis en una mirada innovadora del campo para impulsar el sector agrícola hacia la exportación. Yo, en cambio, soy una mujer eco-feminista que he trabajado en el sector privado, en la sociedad civil, en la academia y en organismos internacionales y que tengo mis luchas diarias como madre cabeza de hogar, y también tengo mis luchas sociales y colectivas, con otras mujeres con quienes tenemos sueños similares: territorios sostenibles, amables, inclusivos y responsables.

Ya con el binomio listo, se debía trabajar en la estrategia y las tácticas. La ID es un partido orgánico y estructurado, aunque debilitado por los resultados de las dos últimas contiendas electorales. Se trata de un partido con presencia nacional, con cuadros importantes en las provincias, con historia, con ideología y con prestigio. Asimismo, una vez que comenzamos a trabajar, la ID tenía ya listo un Plan de Gobierno que fue trabajado por militantes, simpatizantes, y profesionales cercanos al Instituto de Capacitación y Formación Política Manuel Córdova Galarza (Paúl, Gabriela, Michelle y más de 300 jóvenes de todo el país). A ese Plan lo fortalecimos con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (tema sobre el cual yo venía trabajando los 2 años previos al más alto nivel), con conceptos de la ética del cuidado. Sobre esa base y desde las causas que yo venía trabajando construimos con organizaciones sociales las Agendas (Mujer #ConEllas, Ambiental #PorNosotros, Educativa #Transformándonos, y la de “Reactivación Económica Integral), y uniendo las fortalezas del binomio y nuestros equipos, construimos también las 12 Causas, enfocadas en 3 pilares.

La estrategia trazada, fue tomando cuerpo poco a poco. Xavier en cientos de entrevistas en medios de comunicación, Zooms y entrevistas personales con muchos grupos ciudadanos, y una primera vuelta al país. Yo con cientos de llamadas, Zooms y encuentros presenciales con colectivos, gremios y grupos ciudadanos, y también muchas entrevistas, diálogos, debates virtuales, logramos posicionarnos como esa tercera vía que la ciudadanía esperaba. Ya en la campaña, los debates fueron determinantes para lograr que muchos millones de electores vean en Xavier a esa persona auténtica, frontal, clara y diferente que no llega con ofertas o promesas, si no que escucha y presenta propuestas viables para enfrentar los grandes desafíos del Ecuador.

Xavier y yo fuimos siempre nosotros mismos y defendimos nuestras causas comunes.

Dentro de todo esto debo destacar dos Agendas que nos posicionaron en varios grupos ciudadanos de manera importante. La Agenda Mujer #ConEllas, que es una agenda feminista, que busca proteger y garantizar los derechos de nosotras las mujeres; y la Agenda Ambiental #PorNosotros, que nos permitió posicionarnos como el segundo binomio más verde, según el Verdescopio impulsado por más de 60 organizaciones ambientalistas del país. Esto no es poco, ya que quedó evidenciado que los muy jóvenes (entre 16 y 24 años), un gran número de mujeres, y quienes están hartos de la polarización, la bronca, la violencia y prácticas deleznables en política, se sintieron identificados con nuestras propuestas, y las causas que ellas representan.

En conclusión, está claro que el Debate fue la chispa, las estrategias de comunicación (en especial las digitales) fueron la gasolina, y las propuestas fueron el motor que nos permitieron llegar a ese casi 16%.

Seguiremos trabajando para el fortalecimiento de la democracia, y demostrando que es posible tener éxito haciendo una política diferente, feminista, ecologista, valiente, basada en causas que unen al Ecuador. (O)

Te recomendamos

Las más leídas