Sensible

Y a pesar de que han pasado décadas y hemos ganado mucho aún hay quienes nos acusan de ser sensibles.
11 de marzo de 2021 06:00

caretosmujeres-04Intentando invalidar lo que pienso, me dijeron que defender la simbología de los zapatos rojos, se daba porque nos hemos vuelto “sensibles”.

Más allá de sentirme aludida, porque no comprendían mi desazón por la mal utilización de la simbología, me afectó la palabra con la que me describían, “SENSIBLE”, sí, “ser capaz de percibir sensaciones a través de los sentidos o de sentir moralmente”.

Recordé a mi madre; ella fue de esas mujeres de avanzada, una de las pocas universitarias de su promoción. Trabajó desde muy joven y ganó prestigio profesional. No se libró de que alguien la tratara como secretaria siendo gerente, y de ser acusada de subir profesionalmente por favores del jefe. En el caminar de su vida alguien la convenció de que no debía mostrar lo que sentía porque sabrían cómo lastimarla, seguro se pasó silenciando lo que sentía por años para sobrevivir a la época.

Y a pesar de que han pasado décadas y hemos ganado mucho aún hay quienes nos acusan de ser SENSIBLES, como si serlo fuera malo; la verdad es que hemos descubierto que permitírnoslo es un disfrute. Podemos concluir que hay que trabajar más en la aceptación y el disfrute que significa sentir. 

Y bueno, en mi día a día, puedo decir que sentir es mi don, y podría ser mi arma secreta. Soy mujer y soy política; mi sensibilidad me permite no solo escuchar, hablar, comprender, mediar, tender puentes y crear colectivamente; sino también compartir, no se me ocurre otra manera.

Habrá días, a veces, en que compartiremos lágrimas como cuando una madre con su pequeño en brazos me diga “no sé cómo le voy a dar de comer mañana”, y otras compartiremos risas cuando en la fundación, que todas las mañanas prepara desayuno para los niños del barrio, descubran que la cocina, mismo mismo no se me da. ¿De qué otra manera podría ser cercana a alguien que vive diferentes condiciones que la mía?

Y sí, con la misma sensibilidad, alzaré mi voz y te diré: los zapatos rojos tienen un significado y lo estás mal utilizando.

Tenían razón soy, una mujer sensible, cambiante, rebelde y me encanta que lo noten.  (O) 

Virginia Andrade, activista política (especialista en Género Participacion Ciudadana y Anticorrupcion)