Plan de vacunación debe ser transparente para que no haya margen de dudas

Proyectos vacunales deben enfocarse en reducir el riesgo de ir a terapia intensiva.
18 de febrero de 2021 17:22

Con la segunda remesa que llegó al país de Pfizer, el Ecuador completará la fase cero o plan piloto del Plan Nacional de Vacunación. Se espera, según el Ministerio de Salud, inmunizar al 100% del personal de salud de los 99 hospitales covid y al 100% de los adultos mayores de 18 centros gerontológicos públicos y privados y sus cuidadores.

Con la dosis que resten, los sucesivos envíos de la farmacéutica, las vacunas pactadas con AstraZeneca y la Iniciativa Covax, el país contaría con al menos 18 millones de dosis.

Pero ¿cuáles son los criterios de priorización del Plan Nacional de Vacunación? La información difundida por la secretaría de estado indica que la lista la encabezan el resto del personal sanitario y los mayores de 65 años.

Esto, a criterio de Fernando Sacoto, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública, es lo correcto ya que la experiencia de otros países confirma que la mortalidad en este grupo etario está disminuyendo tras la aplicación del antídoto.

Mientras que Wilson Tenorio, presidente del Colegio de Médicos del Guayas, mencionó que deben incluirse por su vulnerabilidad al sector alimenticio, al personal que maneja desechos y a los periodistas que se encuentran expuestos al virus por su actividad.

Y, según el listado del Ministerio de Salud, completan las prioridades: los docentes, los bomberos, policía, fuerzas armadas y el personal de los sectores estratégicos; todos ellos, antes de la población en general.

En este punto, Sacoto dijo que el plan debe ser totalmente transparente para que no haya margen para las dudas “haciendo prevalecer lo público sobre lo privado”.

A criterio del médico, el Ecuador debería negociar vacunas con otras empresas y países, tal como lo están haciendo otros.

Coincidió con esto María Belén Mena, médico especialista en salud pública, quien aunque no duda que se estén haciendo los acercamientos, cuestionó que el tema se maneje con tanto hermetismo.

“¿Qué nos debe preocupar? Que si me da covid, no me muera. Entonces a lo que debemos apuntar es a qué proyectos vacunales son capaces de reducir el riesgo de ir a terapia intensiva y muchos ensayos clínicos que se están ejecutando ya nos están respondiendo esto; incluso con las vacunas que lastimosamente Ecuador no ha mirado, la Sputnik V o la vacuna China por ejemplo”.

Mena planteó que una buena opción para la adquisición de dosis sería la negociación regional con las empresas farmacéuticas.

Y es que al hablar de vacunación, indicó la docente universitaria, se necesitan dos cosas: vacunar lo más rápido posible y a la mayor cantidad de personas para evitar que el virus siga mutando.

Un plan de vacunación que despierta la esperanza en medio de la pandemia que cada día sigue cobrando vidas. El Gobierno calcula que el 60% de la población mayor de 18 años se inmunizará en el transcurso de este año. (I)

Contenido externo patrocinado