Pichincha, El Oro, Bolívar, Carchi y Napo, con incremento de casos positivos de covid-19

La transmisión comunitaria y silenciosa, y las aglomeraciones inciden en este aumento.
14 de febrero de 2021 13:09

Los últimos datos recogidos por las autoridades de salud indican que el 86,21% de los pacientes cumplen con la definición de recuperados, cifra acumulada desde el inicio de la pandemia y con pequeñas variaciones.

Mientras que el número acumulado de casos confirmados dividido para la población de cada provincia (tasa de incidencia acumulada) a los días sábado 23 y 30 de enero de 2021, 6 y 13 de febrero (semanas epidemiológicas 3, 4, 5 y 6 del año 2021, respectivamente) muestra que todas las provincias siguen con incremento, debido a la transmisión comunitaria de la covid-19.

Pichincha, El Oro, Bolívar, Carchi y Napo y son las provincias con el mayor incremento al comparar la tasa acumulada de esta semana respecto a la previa.

Las provincias que menor incremento de casos son Santa Elena, Sucumbíos, Pastaza, Santo Domingo de los Tsáchilas y Guayas.

A inicios de enero la tasa de incidencia acumulada para Ecuador fue de 1.375 casos por cada 100.000 habitantes y en esta semana es de 1.663 casos por cada 100.000 habitantes, es decir, se ha incrementado en el 21%.

El número total de pruebas RT-PCR en cada provincia acumulado a lo largo de toda la pandemia se presenta mediante la tasa por cada 100.000 habitantes.

La evolución de este indicador muestra que en la última semana todas las provincias han incrementado el número de pruebas RT-PCR, pero significativamente Pichincha, Bolívar, Carchi, El Oro e Imbabura.

Mientras que el porcentaje acumulado de positividad de la prueba RT-PCR, analizado en las cuatro últimas semanas, muestra que estas provincias han incrementado su tasa respecto a la semana previa, estas son: Manabí, Orellana, Zamora Chinchipe, Guayas, El Oro, Los Ríos, Napo, Loja, Esmeraldas, Santa Elena, con valores que van del 1% al 6%.

El análisis de los indicadores muestra que aún seguimos en transmisión comunitaria y las aglomeraciones e incivilidades muestran un incremento en la cantidad de enfermos detectados y en los fallecimientos.

Una de las principales fuentes de transmisión son las reuniones familiares con más de 10 personas, en espacios sin ventilación y por más de dos horas.

Las últimas pruebas científicas muestran que la mayoría de los nuevos brotes pueden atribuirse a la transmisión silenciosa, una combinación de la etapa presintomática y las infecciones asintomáticas.

En consecuencia, aunque todos los casos sintomáticos sean aislados, también se deben aislar las personas con infecciones silenciosas, por lo que es clave la localización rápida de contactos y la realización de pruebas que identifiquen los casos asintomáticos y presintomáticos.

La estrategia de rastreo y de aceptación de la prueba del hisopado son esenciales para disminuir la velocidad de la transmisión y minimizar el riesgo de resurgimientos de nuevos brotes. (I)