La tercera parte de la población mundial tiene la micobacteria de la enfermedad

Mala alimentación prolonga transmisión de tuberculosis

La tercera parte de la población mundial tiene la micobacteria de la enfermedad
24 de marzo de 2014 00:00

Ana Baque tiene 70 años. Ella es uno de los miles de casos que han superado la tuberculosis. Recordó que a los 35 años, tras una radiografía en el tórax y varios exámenes, le detectaron la enfermedad. “Me dijeron que no me alimentaba  bien por lo que mis defensas habían bajado y que por ello fue fácil adquirirla.

De lo único que me acuerdo es que cuando visitaba a una amiga ella no dejaba de toser, posteriormente me enteré que tenía esta afección”, señaló.

El resultado del descuido en su alimentación, admitió, la llevó a pasar más de un año tomando fuertes fármacos para contrarrestar la bacteria que tenía en sus pulmones. Cinco meses estuvo hospitalizada y seis   acudió a un centro de salud para recibir la medicina como parte del tratamiento. Hoy Ana disfruta de una vida saludable con su familia.

Precisamente en conmemoración del Día Mundial contra la Tuberculosis hoy, el Hospital del Día ‘Dr. Efrén Jurado López del IESS’ organizó por tercer año una carrera en la que participaron cientos de jóvenes, niños y adultos mayores. Entre ellos estaba Arquímides Mejía, de 74 años, con su voz agitada, aseguró que “correr, hacer deporte es bueno porque permite tener una buena respiración y así nos encontramos fuertes para evitar el contagio”.

DATOS

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la enfermedad es la principal causa de muerte en  América Latina y el Caribe.

En Ecuador la red de tuberculosis se estableció hace 10 años, pero hace 30 ya  se trabajaba. En 2002, el Tratamiento directamente supervisado u observado (DOTS) permitió su cura.

Varias actividades se realizan hoy, entre estas casas abiertas  organizadas por los hospitales Teodoro Maldonado y   Guayaquil “Abel Gilbert Pontón”. El Ministerio de Salud desarrollará una feria de salud y una marcha
La OMS ubica la enfermedad como la segunda causa de mortalidad en el mundo, después del sida. En Ecuador la incidencia de casos en 2012 fue de 32.91 por 100.000 habitantes, según Eugenia Aguilar, responsable nacional del Programa de Tuberculosis del Ministerio de Salud. “Hemos mejorado la tasa de mortalidad al disminuir de 6,11% a 2,7 desde 2005 hasta 2012”, señaló en una entrevista pasada a este diario.

Asimismo, indicó que Guayas, por su numerosa población y por la cantidad de emigrantes que llegan, presenta el mayor número de casos de tuberculosis con más del 70%, en Pichincha hay el 5%. En El Oro, Los Ríos, Manabí y Sucumbíos, también se han detectado casos.

El neumólogo José Cevallos explicó que la afección se presenta de dos maneras: como infección y en forma de enfermedad. La primera se da cuando la mycobacterium tuberculosis entra a las vías respiratorias pero los mecanismos de defensa en el organismo la capturan e inhabilitan por mucho tiempo.

De hecho, dijo, la tercera parte de la población mundial tiene la mycobacterium en las vías respiratorias y a lo mejor no desarrolle la enfermedad, pero cuando aparecen patologíascomo la diabetes, el cáncer, lupus, y los pacientes reciben corticoides, esta micobacteria se reactiva y produce la enfermedad. Agregó que en el Hospital Guayaquilse detectaron casos de tuberculosis en pacientescon diabetes. 

Asimismo, expresó que en personas con VIH “durante el tratamiento se pueden dar mayores fracasos”. “Por eso la protección se da desde el momento que nace el niño con la vacuna BCG, aunque no lo protege  100%, pero sí en las formas más agresivas de la tuberculosis, como la meníngea tuberculosis”, dijo.

Sin embargo, Greta Franco, coordinadora de investigación y diagnóstico microbiológico del Instituto de Investigación en Salud Pública (Inspi), considera que  otra población que sería afectada es  la que se somete  a estrictas dietas nada nutricionales por mantener la figura. Lo dijo porque identificaron dentro de su personal en los laboratorios casos “que teniendo todas las medidas de seguridad han contraído la mycobacterium, por lo que asociamos que su mala nutrición los hizo vulnerables. Por este motivo se realizarán estudios en el laboratorio de biología molecular”, adelantó.

Asimismo, indicó que aunque la tuberculosis es curable, uno de los problemas que se enfrenta en el país es  que se abandona el tratamiento, lo que produce las recaídas, incluso volverse resistente a las drogas como isoniacida, rifampicina que atacan la enfermedad. “Cuando esto sucede los pacientes se vuelven multidrogos (MDR) y por la fuerte medicina que toman les causa daños auditivos, incluso alucinaciones”.

Agregó que anualmente se dan entre 80 y 120 casos de MDR. En 2013 fueron diagnosticados 53. En las personas privadas de libertad (PPL) es frecuente. “Cuando salen de la cárcel ellos dejan de tomar las medicinas, por lo que la cadena de transmisión no termina”, indicó Franco.

Alba Padilla, enfermera del Hospital Teodoro Maldonado y coordinadora de la casa abierta que organizan, manifestó que son pocos los pacientes que concluyen el tratamiento. “Cuando ya presentan problemas  gástricos por los efectos secundarios que provocan los fármacos o cuando ellos se sienten mejor abandonan el tratamiento”.

Tratamiento y avances en pruebas para su detección

En el país se implementó la prueba  Genexpert MTB/RIF, que permite conocer en  dos  horas los resultados y los medicamentos a los que los pacientes son resistentes, según Mercedes Perdomo, líder del programa tuberculosis en el Inspi. Por años se ha usado la Baciloscopia de esputo, en la que hay que esperar de cuatro a ocho semanas para confirmar sospechas de tuberculosis. Posterior a las pruebas, entre estas las de sensibilidad, se deriva al paciente al esquema de tratamiento.

La doctora Greta Franco explicó que en el tratamiento de esquema el paciente recibe la medicación por seis meses, si desmejora se lo ingresa al segundo que dura 8, pero si vuelve a recaer y es resistente a la isoniacida y rifampicina se le da un tratamiento  de 2 años. Recomienda  no descuidar la salud, mantener una buena alimentación y, sobre todo, recibir atención médica.

Los casos se presentan mayormente en la provincia del Guayas. También hubo en El Oro, Los Ríos, Manabí y Sucumbíos. Foto: Miguel Castro | El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado