La falta de pago en las pensiones alimenticias pueden ir a mediación

La pandemia y la falta de trabajo ocasionan retrasos en el pago de las pensiones alimenticias
14 de febrero de 2021 12:44

Esta no es la primera vez que Laura Maldonado pasa por esto.  En enero de 2020 se hizo efectiva la boleta de apremio para su exesposo ya que no solo le debía varias pensiones alimenticias sino que además se había incumplido el acuerdo de pagos al que llegaron meses atrás. Tras su liberación hubo puntualidad durante algunos meses pero a medida que trascurría la emergencia sanitaria, se perdió la regularidad.   

“Entendiendo la situación esperé hasta enero para pedir la liquidación en la Función Judicial, pasaron varios días para que hicieran el cálculo de cuánto se adeuda y todavía estoy esperando la fecha de la audiencia.  Espero que sea por videollamada para no tener que ir presencialmente.  Ahí deberá exponer las razones por las que no ha pagado y después hará una oferta, otra vez, de cómo pagará y a cuántos meses. Esta vez espero que cumpla” expresó la madre de dos hijos, uno de ocho y otro de 21 que estudia en el extranjero, que sigue estudiando y necesitando del apoyo de sus padres en medio del difícil contexto económico mundial. 

“El problema es que son meses y meses de trámites, más los gastos de la representación legal para reclamar lo que es justo.  La verdad es un proceso desgastante pero hay que hacerlo por ellos” concluyó.

Del otro lado está Juan Jiménez, alimentante de una niña de cinco años a quien poco puede ver porque viven en provincias diferentes.  La pandemia no solo le ha dificultado cumplir con el régimen de visitas, también con la obligación económica. “Yo siempre pago la pensión dentro de los cinco primeros días del mes pero mi situación económica ha cambiado.  Soy profesor y me redujeron el sueldo desde que hacemos teletrabajo.  No he querido pedir todavía la rebaja de la pensión porque sé que mi hija la necesita pero sí me gustaría que su madre entienda que estoy pasando por un mal momento” dijo. 

La abogada en libre ejercicio Stephanie Aguirre considera que hay cuatro razones por las que los alimentantes no están cumpliendo con el pago de las pensiones alimenticias en esta coyuntura: por reducción del salario, por el atraso de las instituciones en la cancelación de los sueldos o por el despido intempestivo. “La cuarta es la irresponsabilidad, aquellos que se escudan en la emergencia sanitaria para no pagar” indicó la jurista. 

Las tres primeras situaciones pueden justificarse fácilmente y son válidas ante el juzgador.  Según datos del Ministerio de Trabajo, entre marzo y diciembre de 2020 se registraron 567.133 actas de finiquito y aunque la reactivación avanza poco a poco, para muchas familias lo mejor es llegar a acuerdos por el bien de los niños y adolescentes.

“Muchos casos se han resuelto en mediación y esto incluso ha bajado mucho la carga procesal en las Unidades de Familia. En estos momentos no es lo ideal dictar aprehensiones porque la dificultad de pagar se mantendrá.  Se puede fijar entre las partes un monto por un tiempo determinado hasta que la condición del alimentante se normalice.  Además el Sistema Único de Pensiones Alimenticias (SUPA) permite hacer abonos o pagos parciales que también servirán como precedente para el administrador de justicia” señaló la experta en temas legales.   

En Ecuador los niños, niños y adolescentes de 0 a 18 años o los estudiantes universitarios de hasta 21 años tienen el derecho de percibir una pensión alimenticia para que su tutor legal cubra sus necesidades básicas. Este año, el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) indicó que los valores de la Tabla de Pensiones Mínimas no se modificarán en relación a los del 2020; esta relaciona los ingresos de los alimentantes con el número de hijos sobre la base de la inflación acumulada y del Salario Básico Unificado (SBU) vigente, es decir USD 400.  https://www.inclusion.gob.ec/mies-publica-la-tabla-de-pensiones-alimenticias-para-el-2021/

Te recomendamos

Las más leídas