Hazem Nicola: “La cirugía mínimamente invasiva de columna reduce el tiempo de hospitalización”

Pese a sus bondades, aún la técnica no es muy aplicada en hospitales y clínicas.
22 de febrero de 2021 08:00

¿En qué consiste la cirugía mínimamente invasiva de columna?

La cirugía mínimamente invasiva es una forma de ver o de realizar la cirugía de columna tradicional, a través de pequeñas incisiones respetando la anatomía del paciente, respetando los tejidos que están alrededor de la columna, se logran los objetivos propuestos para el tratamiento que generalmente es el alivio del dolor, tanto lumbar como radicular. Es decir, del dolor irradiado hacia los miembros inferiores o superiores, en resumen.

La técnica mínimamente invasiva mejora en muchos aspectos la cirugía tradicional y básicamente reduce el sangrado, las complicaciones, el tiempo de hospitalización y, por supuesto, mejora la evolución a corto, mediano y largo plazo del paciente después de las cirugías.

¿Cuál es la diferencia de esta técnica con la cirugía convencional?

Básicamente la diferencia entre la cirugía convencional y la cirugía mínimamente invasiva es la forma en la que se realiza, el objetivo es el mismo, ha sido históricamente el mismo, pero es la forma en que se aborda, la forma en que se llega al sitio de la lesión, conservando anatómicamente y en forma más adecuada, las estructuras que rodean la columna y eso al final va en beneficio del paciente en términos de dolor y recuperación funcional.

Dr. Hazem Nicola, cirujano vertebral, explica cómo funciona la técnica mínimamente invasiva para operar deformidades en la columna vertebral. Foto: Cortesía

¿En qué casos nomás se puede utilizar esta nueva técnica?

El espectro de la cirugía mínimamente invasiva está prácticamente ocupando todos los diagnósticos de la cirugía de columna, ha comenzado más por la parte degenerativa del paciente adulto, tanto en problemas discales, hernias discales, degenerativas, inestabilidad de raquídeas hasta deformidades de la columna vertebral. Y ahora se está empezando a utilizar en pacientes pediátricos con deformidades vertebrales y problemas vertebrales, así que el espectro de la cirugía mínimamente invasiva está aumentando muchísimo más y cada vez se logra obtener resultados adecuados con este tipo de técnica.

¿Desde cuándo se la aplica en Ecuador y quién fue el creador?

La cirugía mínimamente invasiva tiene algunos años realizándose en diferentes partes del mundo. Realizo la cirugía mínimamente invasiva desde el 2006, 2007, mucho antes de eso ya vienen algunos precursores de este tipo de técnicas.

Soy alumno de uno de los principales cirujanos de la mínima invasión en el mundo, que es de origen brasilero, el doctor Luis Timenta; estuve un buen tiempo con él entrenándome, y realizo la mayoría de las técnicas mínimamente invasivas que vienen un poco de la enseñanza del doctor Timenta.

Pero, en realidad, hay muchos más especialistas alrededor del mundo que practican estas técnicas, que lo hacen de forma exitosa y que han sido innovadores de las diferentes áreas de la cirugía vertebral.

¿En los hospitales de la red de salud pública de Ecuador ya se hace este tipo de cirugía?

En realidad muy poco, no tengo mucha información sobre la red pública, he intentado en algunas oportunidades, todavía sin éxito, impulsar un tema de cirugía mínimamente invasiva en la red pública, pero todavía creo que no hay mucho acceso a las diferentes técnicas de esta modalidad, pero siempre hay tiempo para esto y lo que es iniciar una curva de aprendizaje con los diferentes especialistas, eso siempre es posible.

La cirugía vertebral en general en la medicina privada y, por supuesto, también la medicina pública, que parece gratis pero no lo es, porque es subsidiada por el Gobierno y por toda la parte económica relacionada con el sistema de salud como tal. La cirugía vertebral en líneas generales es costosa, es delicada y amerita mucha preparación; además que los insumos que se utilizan son bastantes costosos.

¿Cuál es el costo de esta cirugía en una clínica privada?

Para hablar de un precio en específico habría que clasificar por diagnóstico, es muy difícil generalizar ya que existen procedimientos poco complejos como las hernias discales hasta procedimientos mucho más complejos como los que sirven para corregir escoliosis o lesiones tumorales de la columna vertebral.

¿En qué tiempo se recupera el paciente y, luego de la cirugía, debe hacer rehabilitación?

En la práctica diaria la rehabilitación y la fisioterapia es una herramienta sumamente importante, tanto para los pacientes que son quirúrgicos como los que no lo son. Tanto para los pacientes que se preparan para una cirugía como los que se rehabilitan después de una cirugía.

La fisioterapia es una parte primordial para la recuperación, y reitero, el tipo de recuperación y fisioterapia está relacionado con el tipo de cirugía.

Si una cirugía es mínimamente invasiva como una hernia discal, el paciente puede estar reincorporándose a su trabajo en unos días después de la cirugía, en cambio el paciente que amerita una gran cirugía como la corrección de una escoliosis o una recepción de un tumor con la corrección de una deformación relacionado con este tumor, necesitan unas semanas de recuperación.

¿Hasta qué edad una persona puede ser operada a través de este tipo de cirugía?

Con respecto a la edad, la cirugía mínimamente invasiva tiene un rango mayor que la cirugía tradicional en términos de indicaciones, ya que antes pacientes mayores de 65 años era más complicado ofrecerles una cirugía vertebral correctiva, ahora con los insumos que tenemos para hacer cirugías y particularmente las mínimamente invasivas, el espectro es bastante amplio.

Particularmente, en mi práctica, el paciente de más edad que he operado tenía 94 años.

¿Qué tiempo demora esta cirugía versus las convencionales?

Hay un factor importante para definir el tiempo que dura la cirugía, para todo lo que hacemos en la vida necesitamos algo, una herramienta que se llama curva de aprendizaje, que es el tiempo que aprendemos a hacer algo o perfeccionamos algún procedimiento y no es diferente en la realización de la cirugía vertebral.

Por supuesto un cirujano tradicional puede hacer ahora una cirugía tradicional más rápido de lo que haría una mínimamente invasiva, pero con el tiempo y con la curva de aprendizaje correspondiente no solo reduciría el tiempo, sino que ofrecería a sus pacientes los beneficios de la cirugía mínimamente invasiva.

La cirugía mínimamente invasiva no es algo que viene, es algo que ya está, y estoy seguro de que será adoptada por los diferentes cirujanos vertebrales tanto naciones e internacionales. Es un camino que no se puede evitar, son tanto los beneficios, y es están amplio el espectro de la cirugía mínimamente invasiva, que al final va a hacer una forma constante de tratar la columna.

La cirugía vertebral ha evolucionado en los últimos años, los insumos han mejorado, los implantes y todo está por ese camino y hay mejoras día a día. (I)

Contenido externo patrocinado