Los entornos laborales deben ser saludables

- 24 de junio de 2019 - 14:25
Foto: Cortesía

Un espacio con una buena temperatura ambiental, equipos con ergonomía y área de recreación potencian el bienestar y productividad de los colaboradores.

Las personas pasan la mayor parte de su tiempo en el trabajo y las organizaciones están obligadas a adecuar el espacio laboral de modo que favorezca el bienestar de sus colaboradores para que mejoren el estado de ánimo, su identificación con la empresa y por ende la productividad.

Un sitio de trabajo con temperaturas ambientales adecuadas (oficinas entre 23 y 26 °C), sin fuentes de ruido y con la participación activa de los empleados en la toma de decisiones importantes, es un pilar fundamental para tener una organización laboral saludable, considera Henry Farfán, médico ocupacional.

La tendencia se basa en espacios más abiertos para mayor amplitud y conexión entre sus ocupantes, opina Daniel Hajj, diseñadora de Bath & Home Center. “Más aún si se considera que el trabajo se inclina hacia lo más colaborativo, participativo, flexible y de diálogo”.

Contar con sitios de esparcimiento es fundamental para trabajar en el relajamiento y encuentro entre los colaboradores, agrega. 

Los espacios incluyen cocina, cafetería y también se están implementando zonas de entretenimiento como áreas de juego y ejercicio. En los dos primeros se puede jugar con la decoración para hacerlos más confortables e incluso familiares.

Los especialistas comentan que la ergonomía es clave. Cuando las herramientas de trabajo no presentan diseños ergonómicos por lo general contribuyen a un uso incorrecto que a la larga lesionan al trabajador. “Se genera fatiga, insatisfacción, lesiones físicas (articulares y musculares)”, apunta Farfán.

Hajj considera importante prevenir problemas de salud, relacionados con posturas, iluminación, entre otros. “La empresa debe contar con muebles y equipos con aplicaciones ergonómicas. Los muebles deben ofrecer comodidad para que el colaborador mantenga la columna vertebral erguida, de lo contrario puede generar dolores, tensión, mala postura y estrés”.

También le corresponde al empleador, colocar la computadora a la altura de la vista del trabajador, para evitar que la vista mire hacia abajo o que tenga que forzar movimientos de cuello. Además señala que una incorrecta iluminación en los puestos de trabajo genera fatiga visual y mental, lo que puede llevar al cometimiento de errores administrativos u operativos, muchos incluso actúan como fuente de accidentes de trabajo.

Farfán agrega que es aconsejable que el trabajador realice pequeñas pausas durante su jornada para evitar el estrés que puede expresarse en contracturas y fatigas musculares o la presencia de trastornos de ansiedad, falta de sueño e irritabilidad. Según la legislación, las organizaciones deben adaptar el ambiente laboral al trabajador. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: