"Cruzando Fronteras" una iniciativa binacional para atender a los migrantes venezolanos

Explotación, abuso, violencia, discriminación, contrabando y tráfico son situaciones que atraviesan
10 de marzo de 2021 16:13

Según el Plan de Respuesta a Refugiados y Migrantes desde octubre de 2019 más de 5.2 millones de venezolanos huyeron de su país y de ellos 3.7 millones permanecen en la región. Frente a estos datos, los esfuerzos de los gobiernos que se encuentran en la ruta migratoria por atender la problemática comienzan a ser insuficientes. 

Así surgió el proyecto “Cruzando Fronteras” que con una subvención de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) buscará que desarrollar un modelo de gestión integral transfronterizo para la atención y protección de la población migrante y refugiada venezolana en Ecuador y Colombia. Ambos países contarán con un millón de dólares para lograrlo.

“Es una iniciativa que contempla las acciones de asistencia humanitaria y de integración socio económica de la población migrante y refugiada venezolana que se encuentra en Pasto e Ipiales en Colombia; y Tulcán e Ibarra en Ecuador” dijo la Canciller colombiana Claudia Blum. 

De su lado, el Ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Luis Gallegos, auguró que el proyecto “acompañe a las personas vulnerables proporcionado un apoyo sanitario, administrativo y social; además de facilitar el diálogo con los habitantes colombianos y ecuatorianos para luchar contra la discriminación y la xenofobia”.  

Al respecto, el académico Joshua Mitrotti señaló que es importante trabajar en bajar las percepciones negativas y el rechazo que tiene la población hacia los venezolanos.  Puso un ejemplo que demuestra que en su país la presencia de este grupo no tiene relación directa con los índices delincuenciales: “La Fiscalía General habla que solo el 0,4 por ciento de los delitos que ocurrieron en 2019 se les puede atribuir a los venezolanos y en las cárceles colombianas solamente hay 1.500 venezolanos sobre una población de más de cien mil reclusos; entonces hay unas narrativas comunes que se escuchan en la calle de que son los venezolanos los que están robando o que no están trabajando e incidiendo en los delitos”.

Cruzar la frontera o asentarse en ella en situación de refugiado o migrante conlleva serios peligros y varias formas de explotación. Las mujeres y las niñas son más vulnerables en relación a la trata sexual y los hombres para la trata laboral o con fines delictivos, sea para tráfico de drogas, de armas o para el reclutamiento para actividades ilícitas en general, según información de CARE Ecuador.     

El proyecto “Cruzando Fronteras” durará 12 meses, lo ejecutará CARE en alianza con la Fundación Alas de Colibrí en Ecuador; y con CORPRODINCO y la Fundación María Fortaleza en Colombia. También está contemplado el fortalecimiento de albergues y comedores comunitarios, así como la entrega de kits de salud sexual, reproductiva y de higiene; a propósito de la pandemia. (I)

Contenido externo patrocinado