Más de 218 mil estudiantes rendirán el examen

Crece interés por nivelación para ENES

Más de 218 mil estudiantes rendirán el examen
24 de marzo de 2014 00:00

En cinco días Luis Rodríguez deberá rendir el Examen Nacional de Educación Superior (ENES) y aún siente que las fracciones numéricas son una de sus debilidades. La intención de obtener el mejor puntaje en la prueba lo llevó a  tomar un curso de nivelación especializado.

En una de las aulas de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), en la Universidad de Guayaquil, Luis recibe clases de los temas básicos para presentarse en el examen.

Para el administrador de la FEUE, Jorge Escobar, el interés de los estudiantes por prepararse para el ENES es masivo. “Desde enero se han hecho unas 30 capacitaciones, cada una con 80 alumnos durante una hora y media en seis días”.

Daniel Mantilla, uno de los capacitadores, agregó que en seis días se los nivela en razonamiento verbal, abstracto y numérico; además, se les hace practicar con ejercicios similares a los que verán ese día.

El próximo 29 de marzo, 218.643 estudiantes de bachillerato serán evaluados antes de ingresar a la universidad. De ellos, 150 mil pertenecen al sistema público, 14 mil a establecimientos fiscomisionales, 3 mil son estudiantes municipales y 50 mil provienen del sistema educativo particular, según datos de la Secretaría de Educación Superior Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

Para Mantilla, la falta de práctica en matemáticas de razonamiento es una de los falencias frecuentes. “La misma pregunta que ellos pueden contestar  solo con cálculos y signos, al momento de hacerlo con palabras en un problema. Se les dificulta muchísimo”, manifestó.

Con ello coincide Luis, de 17 años, quien se graduó hace 10 días como bachiller físico-matemático y se registró para rendir el examen por segunda ocasión.

Mantilla sostuvo que una de las formas más eficaces de lograr una buena preparación de los aspirantes universitarios es que los profesores rindan el ENES. “Si yo no doy la prueba, no puedo conocer realmente los problemas que se pueden presentar a los alumnos.

Y eso es algo que deberían hacer todos los profesores que imparten estas materias para saber si lo que enseñan es efectivo”, comentó Mantilla, quien pertenece al Grupo de Alto Rendimiento (GAR) tras la obtención de 956 puntos en la última prueba.

Sin embargo, la página del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión (SNNA) cuenta con ejercicios de morfosintaxis, sinónimos, antónimos, en cuanto a razonamiento verbal se refiere.

En temas abstractos se presentan patrones y secuencias a partir de figuras, y en numéricos hay ejercicios de fracciones, porcentajes, reglas de tres, ecuaciones, ángulos, probabilidades, entre otros.

Mónica Herrera, de 34 años, aspira a retomar los estudios superiores que dejó hace diez años cuando se convirtió en mamá. Ahora su meta es estudiar gastronomía en la Universidad de Guayaquil.

De acuerdo a la Senescyt, la calificación para acceder a un cupo de nivel superior partirá de una base de 800/1.000 para Educación y Salud, y a partir de 600/1.000 puntos para que el aspirante pueda postular a las demás carreras.

Además, aclaró que la distribución del cupo se da en función de tres variables: cupos ofertados por cada universidad, número de aspirantes que apliquen para la misma carrera, universidad y modalidad, y de la mayor a la menor nota”.

El titular de la Senescyt, René Ramírez, anunció el viernes pasado que los estudiantes que aprueben en el Examen Nacional para la Educación Superior (ENES) con un puntaje de entre 900 y 950/1.000 puntos formarán parte del Grupo de Alto Rendimiento de Institutos Técnicos y Tecnológicos (GAR-ITT) y podrán acceder a una beca en los mejores institutos técnicos y tecnológicos del mundo.

Mantilla consideró  que la serenidad antes del examen es una de las estrategias  que deben tomar en cuenta los estudiantes que busquen la nivelación. “Deben empezar por lo más sencillo, es decir, si se les hace más fácil lo verbal, empezar  por allí, después por lo abstracto y continuar con la materia más difícil porque, si perdemos más tiempo en hacer los ejercicios complicados, no alcanzaremos a hacer todo”, recomendó.

Daniel Mantilla enseña a un grupo de 80 estudiantes los temas de razonamiento verbal. Foto: Karly Torres | El Telegrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado