Joaquín Zevallos, un empresario que se viste de coach

- 15 de octubre de 2017 - 00:00
El próximo 28 de octubre, Joaquín Zevallos dará un seminario en el Centro de Convenciones. En este taller enseñará a caminar sobre vidrios rotos y romper flechas
Fotos: William Orellana / El Telégrafo

La práctica se llama de alto impacto y conlleva a caminar sobre vidrio y fuego.

A simple vista parece un acto circense donde el asombro y el escepticismo son las primeras reacciones. Pero si el coach lo invita a caminar sobre vidrios rotos, la respuesta que inmediatamente saltará será un “no”.

 ¿El motivo? El miedo a salir herido.          

Justamente ese es el objetivo de Joaquín Zevallos Macchiavello, un empresario guayaquileño de 60 años, que desde hace 6  ejerce como coach de alto impacto. Es decir, ayuda a las personas a vencer el miedo y a lograr un objetivo, siempre y cuando haya razones de peso.

Este personaje es recordado por su actividad como empresario, de ahí que se desempeñó como presidente de la Cámara de Comercio por 6 años, y fue ministro de Comercio Exterior, Industrialización, Pesca y Competitividad (Micip), durante el gobierno de Alfredo Palacio.

Este coach menciona que cuando se supera una barrera se está en realidad alcanzando un objetivo en el cual debe enfocarse la persona.       

Además fue presidente de la Junta Cívica, de las Cámaras Iberoamericanas y ejerció otras funciones que lo convirtieron en un hombre público.

De aquel tiempo recuerda que tocó el cielo y lo resume en que tuvo fama, poder, posición, amigos, “y descendí al infierno con todo lo que se te quita: autoestima, familia, y cuando estás en esa etapa lo único que te queda es reencontrarte contigo mismo”.

Esa experiencia vivida es a lo que él llama un “revés”, y eso fue lo que le obligó a mirar hacia adentro. “Ahí te das cuenta de que tienes una fuerza que va más allá de lo que cualquier persona pudiera jamás imaginarse”. Su situación en aquel entonces era compleja más en el plano familiar, por eso prefiere no ahondar en el tema. Sin embargo, resalta que este altibajo en su vida lo llevó a viajar a Europa, donde hizo su primer coach de alto impacto y posteriormente alcanzó una maestría.

Durante 6 años se preparó en este campo con Anthony Robbins, un reconocido coach que ha trabajado con personajes como los Clinton, la reina Isabel, y muchos otros.

Tony Robbins es conocido  también como la mayor autoridad a nivel mundial en cambio y crecimiento personal.

Zevallos aprendió de él y, desde hace 6 años, viene dando conferencias y seminarios en Europa, EE.UU., y América del Sur. “Decidí que era el momento de hacerlo en mi país. (La técnica) ha ayudado a mucha gente a repensar sus objetivos de vida; he curado a muchas personas que internamente tenían problemas, como todos nosotros”.

El empresario aclara que él no hipnotiza y que no se considera un motivador que anima a la persona, pero que eso dura un tiempo y luego se regresa al patrón anterior de conducta.

“Yo lo que hago es inspirar, es decir que toco algo de ti que hace que cambies y hay fórmulas comprobadas”.

Un coach innato

Al preguntarle sobre cómo se inclinó por este tipo de aprendizaje responde que en realidad lo ha hecho durante toda su vida, pero sin saberlo. Cita como ejemplo los retos que se le presentaban, a los cuales temía, pero enfrentaba.

“El primer coaching me lo hice yo mismo porque me decía: tengo que ser exitoso y estaba dispuesto a dar lo que nadie; practicaba con el ejemplo. Al otro lado de los miedos está todo lo que deseas en la vida”.

Zevallos menciona que siempre ostentó cargos que no iban acorde con su edad, como por ejemplo ser el gerente de una compañía a los 21 años.

“En ese tiempo esas funciones solo las desempeñaban personas de más edad; hoy es más normal”.

Es este sentido recuerda que muy joven también se desempeñó como el primer cónsul de Australia.

“Mi vida era una carrera desenfrenada por lograr más objetivos; eso es rico profesionalmente, pero vacío emocionalmente. Yo quería más cosas... En ese punto te divorcias, hieres a la gente y te equivocas porque te sientes vacío. Hay etapas en la vida en las que te quedas solo y a veces eso es válido...”.

Lo que necesita la persona

El coach resalta que el ser humano tiene 6 necesidades básica: la primera es la seguridad. “Necesitas saber que tienes dónde dormir, que vas a comer”.

Menciona que la segunda es la variedad, porque de lo contrario la vida fuera aburrida.

El amor y la conexión son la tercera necesidad porque “todo ser humano quiere sentirse querido, amado por su pareja, por sus hijos, sus padres, por una mascota”.

La cuarta es reconocimiento porque indica que la persona necesita ser reconocida o ser única. “Te gusta cuando escuchas decir: tú eres una buena mamá; eres un buen jefe; fuiste el primero de la clase, necesitas ese reconocimiento de la gente”.

Para él esas son las 4 necesidades básicas y primarias. Sin embargo, cita 2 más: el crecimiento y el desarrollo.

“Necesitas crecer como ser humano, como profesional, sino estás estancado y mueres en vida. El que no crece termina quedándose estático, sin motivación, sin ilusión. El desarrollo es cuando das más allá de ti, cuando haces por los demás cosas impresionantes”.

Ese nuevo estilo de vida lo ha llevado a dictar seminarios en varios países donde, como muestra, camina sobre vidrios rotos, fuego, rompe flechas con la garganta y varillas de las que se utilizan en la construcción.

Eso lo aprendió cuando asistió al primer seminario de coach en busca de ayuda para superar sus problemas.

“Lo primero que me dijeron era que tenía que caminar sobre fuego. Yo vine aquí a que me arreglen, no a que me quemen (se ríe)” fue lo que pensó.

Joaquín Zevallos dice que hizo su plan de vida y con él ha alcanzado el 80% del éxito. “Todo es actitud”, finaliza. (I)

Datos

Cuando la persona se propone romper una flecha con la garganta, luego de que él realiza su taller, explica que en realidad lo que hace esa persona es romper con ese peso que lleva encima, con el pasado que lo perturba.

El plan de vida se enfoca en lo que el ser humano desea.

Cada ejercicio que hacemos de alto impacto tiene un significado. “Cuando les doy la tabla de madera que luego rompen, en ella se escriben aquellas cosas que les han afectado en su vida”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: