Zumbahua atrae con sus precios a los turistas

- 10 de marzo de 2018 - 00:00
Quienes llegan a este sitio se quedan enamorados del paisaje y de la amabilidad de su gente que siempre les da la bienvenida.
Foto: cortesía de Gabriela Mártin

En esta localidad de la Sierra, los habitantes son muy hospitalarios con los viajeros. El sitio tiene varias ofertas de hospedaje para los visitantes.

El poblado centra su economía en los ingresos que provee el lago verde Quilotoa. En el 2014 este cráter fue declarado una de las lagunas más bellas del mundo por la revista Twistedsifter, en el artículo que tituló: “15 de los más hermosos lagos volcánicos en el mundo”.

Zumbahua está rodeado por montañas de colores, agua cristalina, pastoreo de ovejas, cultivos y un paisaje que deja sin aliento. Está ubicado al suroeste del cantón Pujilí, provincia de Cotopaxi.

La hospitalidad de su gente hace que la estancia sea cálida. La localidad tiene 11.895 habitantes. La mayoría son indígenas, según datos de Infoplan en 2011.

En feriados, como el de Carnaval, recibe cerca de 1.000 turistas por día.

Calidez de su gente
Una gélida mañana de domingo, a las 06:00, se observa una espesa neblina que cubre la cima de las montañas que la rodean. Quienes transitan por la calle Ángel María Umajinga se muestran atraídos por una casa de dos plantas con aspecto rústico y hogareño de color marrón.

En la planta baja se ofrecen medicinas, bebidas energizantes, artículos de limpieza, dulces, entre otros insumos.

Se trata de la botica Auxiliar y sobre ella se levanta un hostal de siete habitaciones, cada una de ellas adaptadas para grupos de más de cuatro personas. Es el Hostal Cóndor Matzi (La cueva del Cóndor), uno de los 17 centros de alojamiento que existen y que cuenta con una puntuación de 9,4 en calidad de servicio.

Una noche allí cuesta $ 8 por persona,  incluido el desayuno.

Margarita Merchán se encarga de llamar a cada huésped para que se sirvan los alimentos. Junto a la puerta del comedor, la tetera reposa sobre una mini chimenea, que también brinda calor.

“¡El desayuno está listo!”, anuncia Margarita una vez que tiene reunidos a los 15 turistas, quienes esperan sonrientes para tomar el primer sorbo de café para calentar su estómago.

“En casa la fruta nunca falta”, confiesa la anfitriona, también conocida como Margarette. Así la llaman los visitantes cuando ganan su confianza.

Además de trozos de sandía, banano, papaya y kiwi, en la mesa hay huevos tibios, granola y mermelada casera sabor a mora, que es untada sobre el pan crujiente que acompaña a las finas tajadas de queso.

Es un desayuno preparado para que los viajeros recuperen energías y continúen su trayecto en la provincia de Cotopaxi.

Los hostales en esta parroquia tienen capacidad para albergar a 490 turistas; mientras que los ocho hoteles del lugar acogen a 580 personas, según el portal Booking.

La estancia en los hoteles cuesta entre $ 8 y $ 25 por persona. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: