Varias quejas genera nuevo Terminal Interparroquial

24 de febrero de 2013 - 00:00

El nuevo Terminal Interparroquial de Riobamba, ubicado al norte de la ciudad, ordenó el tráfico en varios sectores; además, la estructura luce moderna, funcional y se la mantiene limpia.

Sin embargo, la opinión de los transportistas se dividen entre quienes viajan por la Panamericana Norte y los que van por la Sur. Para los primeros, la ubicación de la Terminal es estratégica, mientras que para los segundos, implica cruzar algunas cuadras, generar congestionamiento, además de exponerse a multas de tránsito, según dijeron.

“Inclusive algunos viajeros que van a cantones y parroquias por la ruta sur, abordan carros interprovinciales que salen del otro terminal y eso nos quita pasajeros”, se quejó Luis Morocho, de la Cooperativa 2 de Octubre, que enlaza a Riobamba con la parroquia San Juan. Y su colega David Guamán añadió: “Algunos profesores de los sectores rurales que eran nuestros clientes han preferido organizarse y se turnan con sus carros particulares para trasladarse”.

El movimiento es permanente en el lugar, con mayor presencia de pasajeros entre las 06:00 y las 08:00 y a partir de las 17:00. Luego de las 08:00, se constató que varios carros salían con un solo pasajero y empiezan una lucha por recoger más en sitios no autorizados. De hecho, los viajeros han optado por apostarse en la esquina de la avenida 11 de noviembre y Panamericana Sur, lugar en el que se ha formado un miniterminal “pirata ”.

Por otra parte, la mayoría de conductores sostuvieron que el espacio es reducido para los vehículos que esperan el turno respectivo. “Por ello nos toca ubicarnos en las calles aledañas y los vecinos se molestan”, afirmó uno de ellos.

Marcelo Chávez, el Administrador de la Terminal, fue parte del grupo de autoridades que, en días pasados, se reunió con los comerciantes que atenderán en el lugar a partir del lunes.

“Nosotros hemos trabajado años junto a estas cooperativas en los diferentes terminales provisionales: en la Plaza Barriga, la Condamine y Lourdes Macají; ahora nos dan este espacio y serviremos mejor a nuestros usuarios”, afirmó el comerciante Luis Choto, que aprovechó la reunión para mostrar los nuevos carnés de identificación que portarán.

Por otro lado, el espacio de salida de buses hacia las parroquias ha generado una actividad comercial paralela en las calles aledañas. Las tiendas han visto incrementada la demanda de sus productos, al igual que panaderías y farmacias.

Mientras, al interior hay servicios de comida, telefonía celular y una cooperativa de ahorro y crédito. Mientras, Édgar Cabezas, Director de Planificación, explicó que se establecerán tres terminales interparroquiales más. Una en el sector oriental, en la vía a Cerro Negro; otra en la Av. Circunvalación, en el espacio del camal actual, cuando este sea reubicado, y se busca un sitio para los carros que tienen frecuencias por la Panamericana Sur.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: