$ 3 millones costará el colector alto de Ambato

- 05 de marzo de 2018 - 00:00
En días lluviosos, la avenida Rompecorazones es una de las más peligrosas para la circulación vehicular pues por allí baja gran cantidad de piedras y lodo.
Foto: Carlos Novoa / El Telégrafo

La construcción e instalación de un enorme ducto subterráneo evitará los daños por el descenso de lodo desde Santa Rosa, tras cada aguacero.

Pese a que han transcurrido dos semanas desde que el Comité de Operaciones Emergentes (COE) de Ambato declaró en emergencia a cinco sectores de la zona alta, debido al riesgo por aludes, las afectaciones por las recientes lluvias no han cesado.

Se trata de las vías a Santa Rosa, Ecológica, Manuelita Sáenz, Antonio Clavijo y barrios próximos, por las cuales tras cada aguacero desciende y se acumula gran cantidad de material pétreo, lodo y hasta restos vegetales.

Las precipitaciones del miércoles, jueves y viernes pasados provocaron el descenso de lodo y piedras hacia barrios como Huachi Chico, Miraflores y parte de Ficoa.

Esta situación pone en peligro a la población, viviendas y sembríos cercanos a las zonas en emergencia, así como a los conductores y vehículos que circulan por las avenidas antes mencionadas.

Solución
Frente a esta situación se plantea la construcción e instalación de un colector (ducto subterráneo) que recoja el agua lluvia en la parte alta, a fin de evitar aludes.

“Junto con representantes de los barrios afectados y la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Emapa), luego de cada lluvia hacemos recorridos por los sectores más vulnerables. En especial con los del frente suroriental, es decir Santa Rosa y ciudadelas aledañas, allí constatamos los perjuicios en las vías y consideramos urgente la instalación de un ducto subterráneo”, dijo el alcalde Luis Amoroso.

El burgomaestre explicó que en los próximos días se concretarán los estudios respectivos para el proyecto.

“La obra tendría un valor referencial de $ 3 millones. Como parte del plan para evitar más daños por precipitaciones a corto plazo, he determinado que la Unidad Municipal de Control Urbano inspeccione el relleno sanitario no autorizado que se encuentra al ingreso de Santa Rosa”.

Desde este lugar, donde por años se ha depositado gran cantidad de material de construcción y basura, el agua lluvia acarrea residuos sólidos y vegetación.

“Otro factor que agrava la situación es la tala de árboles en el lugar, lo cual provoca que el suelo se vaya debilitando rápidamente.

El material ha taponado una quebrada natural, y lógicamente el líquido busca un cauce alternativo, es decir la calle pues los sistemas de alcantarillado colapsan”, expresó Leonardo Andrade, dirigente del barrio El Mirador Sur.

Cuando esto ocurre, uno de los puntos más peligrosos para los conductores, automotores, motociclistas y peatones es la pendiente denominada Rompecorazones

Esta avenida de cuatro carriles bidireccional que desciende desde la plaza de toros hacia el barrio Ficoa, cuando hay lluvias se convierte en un enorme, contaminante e infranqueable río de lodo.

“En más de una ocasión se han producido choques porque los carros que bajan son arrastrados por la corriente, y los que suben no pueden evitarlos. Además ruedan piedras de tamaño considerable que pueden dañar los vehículos”, dijo Ana Mestanza, conductora ambateña.

Los sumideros del puente cercano al Club Tungurahua, y calles aledañas, entre otros de Ambato, suelen colapsar en días lluviosos.

Otro sector afectado por el descenso de material es la salida sur de la parroquia urbana Huachi Chico, donde en algunas viviendas ingresa lodo y abundante agua.

Los barrios Pinllo, El Ollero, Miraflores alto y el caserío Calhua Grande, también fueron afectados durante las lluvias de la semana pasada. (I)

El puente sobre el río Ambato, cerca al Club Tungurahua, es uno de los puntos que más se inunda durante las lluvias, por el colapso de sumideros. Foto: Carlos Novoa / El Telégrafo

Acciones
Reuniones del COE
El COE cantonal de Ambato, encabezado por el alcalde Luis Amoroso, se reúne  permanentemente para coordinar acciones que mitiguen los efectos negativos de las lluvias, como taponamiento de vías.

$3 millones costaría el colector de Santa Rosa, el cual recogerá el agua lluvia en barrios altos.

Entidades de socorro
A más de maquinaria y personal municipal, funcionarios del Cuerpo de Bomberos, Secretaría de Gestión de Riesgos, y Prefectura de Tungurahua colaboran en la limpieza de carreteras. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: