Una nueva avioneta para emergencias

16 de febrero de 2013 - 00:00

Una avioneta Cessna T-206  entró a operar en los cielos amazónicos desde el pasado jueves 14 de febrero.  La aeronave reemplaza a una similar  que en marzo del 2012 sufrió un accidente mientras cumplía sus actividades de atención de emergencias médicas.   

Durante este tiempo, el servicio de ambulancia aérea se cumplió con una avioneta prestada por el Ejército ecuatoriano y otra avioneta más que también es de propiedad del Instituto para el Ecodesarrollo Regional Amazónico (Ecorae).    

Así, con la entrada en operación de la nueva aeronave ya   son dos las  que prestan el servicio de aeroambulancia en las comunidades al interior de la Amazonía.   

La operación de la Cessna obedece a un convenio interinstitucional firmado el 11 de agosto de 2010 entre el Ecorae y el Ministerio de Defensa. Las aeronaves forman parte del programa de Equipos Básicos de Salud (Ebas), que fue implementado en la Amazonía por el Ecorae.      

El Grupo Aéreo del Ejército GAE-44 se encarga del mantenimiento de las naves, así como de proporcionar los pilotos y el personal de apoyo en vuelo. El responsable de pilotear la flamante aeronave es  Henry Martínez, quien cuenta con una experiencia de 1.500 horas de vuelo. “Será un honor servir a las comunidades amazónicas en unas avionetas modernas y bien equipadas; eso facilita los aterrizajes y  garantiza vuelos seguros”, refirió el oficial durante el acto de entrega. 

Para el coronel Wilson Galarza, comandante del GAE, la avioneta nueva reforzará el servicio que se brinda a la población oriental.     

Galarza informó que la unidad militar ha cumplido con 250 evacuaciones aeromédicas, 1.700 horas de vuelo y el transporte de 41 mil libras  a lugares alejados. “Lo primordial ha sido salvar vidas”, indicó el comandante.        

En tanto, Adrián Rodríguez, responsable del programa (Ebas), dijo que  la comisión investigadora del accidente todavía no ha presentado el informe sobre las causas que originaron el percance, aunque ha pasado casi un año del suceso.

A pesar de ello,  la empresa Aseguradora del Sur consideró a la avioneta averiada como inservible y dio paso  a la reposición con una nueva aeronave.      

Eduardo Calvas, secretario ejecutivo del Ecorae, deseó mucha suerte a los pilotos a fin de que no haya nuevos percances.  “Con el servicio de ambulancia aérea estamos brindando atención merecida a los pueblos olvidados para que sean atendidos como verdaderos seres humanos”, indicó         el funcionario. 

Las avionetas Cessna T-206 de las que dispone el Ecorae tienen un costo individual promedio de 650 mil dólares y son operadas por dos pilotos y un enfermero y  con su operación se benefician cerca de  284 comunidades de la Amazonía.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: