Un cuarto cuerpo fue encontrado en zona minera afectada por deslaves

25 de enero de 2013 - 15:41

En medio de escombros y fango un cuarto cuerpo sin vida fue encontrado pasadas las 13:00, luego de que con ayuda de cinco retroexcavadoras se intensificara su búsqueda desde las 6:30 de este viernes, en la zona del deslave de Pueblo Nuevo, cantón Ponce Enríquez.

La zona del siniestro fue restringida para personas particulares y periodistas, luego de que se conociera que en el sitio se encuentran dinamitas que podrían estar en medio del derrumbe.

Las autoridades provinciales y cantonales del Azuay no se atreven a dar cifra exactas de cuántas personas estarían sepultadas, sin embargo el gobernador del Azuay, Humberto Cordero, vocero oficial del Comité de Operaciones Emergencia (COE), habló de unas 20 víctimas aproximadamente. "No podemos ser claros de cuántos estarían atrapados. Según unos datos que nos proporcionaron serían unas 20 personas que estarían atrapadas, pero no lo consideramos oficial", dijo el Gobernador.

El funcionario confirmó que unas 5 sociedades mineras, que se encuentran cerca de la zona, fueron suspendidas para evitar posibles deslaves.

Yoca Guanca Gilder se convirtió en la cuarta víctima en ser encontrada entre los escombros. Personal de rescate hallaron un celular, un cilindro de gas y una motosierra, lo que habría llevado a la localización del cuerpo.

La cuarta víctima también era peruano. Su hermana Mariana Bravo llegó hasta la morgue para identificar el cadáver.

Un minero, quien trabaja en unas de las minas aledañas, mostró su descontento ante los propios dueños y las autoridades. "No sé por qué quieren mantener todo en silencio. Yo conocía a todos ellos de vista y la mayoría eran personas peruanas", dijo el trabajador que prefirió no dar su nombre.

Al menos unos 100 socorristas trabajan en las labores de rescate, entre militares, bomberos, miembros de la Defensa Civil, policías, y varias instituciones que se han unido para enfrentar el desastre.

Mientras que aun continúa el improvisado centro de rescate en el sitio el Pontasgo, donde paramédicos y enfermeras y socorristas se encuentran permanentemente en el lugar.

Evacuados

El  Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) instaló un albergue  que alojó a 46 personas, entre ellas 18 niños y entregó menajes de dormir y kits de aseo. La cartera de Estado levanta información de las familias afectadas para llegar con más ayuda; además analiza la entrega de bonos de emergencia en los casos críticos.

El albergue se instaló el jueves en la escuela El Diamante, ubicada en  Bella Rica, a  20 minutos del sitio Pueblo Nuevo, lugar del deslave.

El menaje de dormitorio entregado consiste en  colchones, cobijas, sábanas, almohadas, toldo y toallas; mientras que el kit de aseo contiene pasta dental, 5 cepillos de dientes, rollos de papel higiénico, jabón de baño, detergente, jabón de lavar y jabonera.

El Director del MIES Distrito Machala, Oswaldo Romero, expresó que la acción se realiza en coordinación con la Directora de la escuela del lugar y dos técnicas del Ministerio de Salud. Agregó que  se complementará la ayuda con la entrega de ropa y vituallas, ayuda psicológica a las víctimas, registro de más familias afectadas y sensibilización sobre prevención de desastres.

Unas cincos casas estarían a punto de caerse cerca de la zona del deslave. Las familias tuvieron que dejar sus viviendas por las lluvias que están cayendo en las últimas horas.


Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: