Activistas del turismo accesible de Cuenca piden mejores políticas

- 16 de junio de 2018 - 00:00
La Red de Turismo Accesible critica a las instituciones que no se ocupan de este sector poblacional, que en realidad gasta más que los otros turistas.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

El turismo para las personas con discapacidad aún no tiene un desarrollo sostenible en Ecuador. Tan solo, Baños de Agua Santa, en Tungurahua, ha desarrollado facilidades para este sector, e incluso ha recibido dos reconocimientos internacionales en el tema.

Según la Red de Turismo Accesible de Ecuador, falta mucho por recorrer en este sentido. “Hay que comenzar por la legislación ecuatoriana, para que sea reconocido en la Ley Orgánica de Turismo”, comentó Alfonso Morales, director ejecutivo de esta red. Morales consideró que así se podrá tener el financiamiento y acciones necesarias.

El activista consideró que con la legislación se podrá contratar guías especializados y disponer de infraestructura adecuada. “Esto debe pasar por la Asamblea Nacional, Ministerio de Turismo, por los municipios del país y por los líderes de comunidades”, insistió.

Según la Organización Mundial de Turismo, un turista con discapacidad, gasta el 35% más de lo que invierte un viajero que no presenta dolencia alguna. Y según la Organización Mundial de la Salud el 10% de la población tiene algún problema de movilidad.

Alfonso Morales resaltó que en el país, particularmente en el austro, no existe transporte adecuado para realizar actividades con personas impedidas.

“Estamos por poner en marcha el primer bus accesible, que está en construcción, pero ha tenido trabas porque hay una resolución para la no creación de nuevas compañías de transporte”, se quejó.

Paúl Andrade, coordinador en Azuay de la Red de Turismo Accesible, adelantó que este 23 de junio se realizará en Cuenca, la II Jornada de Concienciación sobre Turismo Accesible.

“En Cuenca hay rampas, pero muchas veces no se conectan con las aceras, eso no ayuda”, indicó Andrade.

Al igual que en la capital azuaya, en ciudades que buscan desarrollar el turismo como una forma de crecimiento económico como Guayaquil, Machala o Zaruma no hay políticas básicas para el bienestar y cómo acomodar a las personas con algún tipo de discapacidad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: