Suben los precios de los terrenos y bajan las ventas en Lasso

03 de abril de 2013 - 00:00

La construcción del paso lateral de 5 kilómetros  en el sector de Lasso, ha provocado cambios en esa población. Uno de ellos fue el aumento de la plusvalía de los terrenos ubicados junto a la nueva carretera y el otro es el bajo nivel de ventas que se estaría registrando en la antigua vía.

Mónica Morales, hija de los propietarios de paradero “Mónica”, manifestó su preocupación por la reducción de las ventas en su local. Esta situación  generó  la idea de trasladarse a la nueva ruta; pero el proyecto familiar se detuvo por el alto costo de los terrenos. “Son exorbitantes y están fuera del alcance de nuestros bolsillos”, se lamentó.

La comerciante relató que por un terreno de 1.500 metros cuadrados por el que antes se pedía alrededor de 5.000 dólares, hoy se solicita de 50.000 a 60.000 dólares. “Es demasiado, eso no se puede pagar. Dará paso a que solo aquellos  que tienen mucho dinero se apropien de los terrenos”, comentó Morales.

Así mismo, Augusto Proaño contó que se encontraba interesado en adquirir un terreno de 1.000 metros para poner una heladería. Pero debido al precio que le solicitaron, dijo no estar en condiciones de adquirirlo. “Por un predio de esa extensión me pidieron 40.000 dólares. Es demasiado. Para un negociante pequeño como yo, es imposible adquirir un terreno a ese costo”.

“Para mí fue una sorpresa llegar mucho más rápido a Quito y no pasar por ese cuello de botella que era Lasso, pero sí extrañe no poder detenerme a comer un plato de yahuarlocro en los pequeños locales que están en la antigua vía” , señaló Jairo Benítez, quien regularmente viaja entre Ambato y Quito.

Benítez añadió: “Para los turistas o gente que va de paseo sería bueno que coloquen señalización de cómo llegar a esos sitios, porque ahora se toma la vía y ni cuenta se da uno, cuando pasa por Lasso”.

Rafael Morales, propietario del restaurante “Campo y Nata” que se encuentra en el mercado desde hace un año (ubicado en la antigua Panamericana), comentó que tras el mes y 15 días en el que se inhabilitó la vía, las ventas han bajado un 80%. Antes acudían en un fin de semana un promedio de 300 personas diarias y hoy atienden a menos de 20, aseguró.

El comerciante manifestó que ni las autoridades locales ni la constructora Panavial, encargada  de la obra, les informaron del cierre de la antigua Panamericana. “Nos cerraron de un día para otro”.

Por su parte, el ciudadano Carlos Vargas Reinoso  señaló: “Lamentablemente vemos que la obra no ha sido planificada. A la población se la ha dejado desprovista de trasporte de la noche a la mañana. Además, la empresa contratada está  incumpliendo con los plazos y las obras complementarias”.

Ante la baja de las ventas, Rafael Morales indicó que han mantenido conversaciones con Jorge Albán, Director de Turismo de Cotopaxi, para que colabore con el diseño de un plan de promoción para el sector. “Que se cree un producto estrella y que Lasso no muera; porque este es un sector comercial, turístico e industrial”, sostuvo.

Por su parte, el funcionario aseveró que desde la entidad que dirige están prestos a colaborar con los comerciantes y que se está estudiando la manera de evitar que Lasso muera comercialmente.

Mientras que Gloria Bustamante, presidenta del barrio Lasso, dio a conocer que además de solicitar el apoyo de la Dirección de Turismo para la rotulación y señalización, también es importante que los propietarios de los locales mantengan una buena imagen de sus negocios y un buen trato para los visitantes con el fin de atraerlos. De esa manera se  evitaría que Lasso se convierta en una especie de pueblo fantasma, sostuvo la dirigente.

AMPLIACIÓN DE LA PANAMERICANA NORTE

La ampliación y mejoramiento de la carretera Panamericana  incluye varios trabajos que sirven para mejorar el flujo vehicular que conecta a toda la Sierra ecuatoriana.

Una de las primeras intervenciones fue la construcción del intercambiador de la curva de Santa Rosa, de más de 2 kilómetros de longitud, el cual requirió una inversión de 58,3 millones de dólares. Por sus puentes y viaductos se movilizan unos 25 mil vehículos al día.

Otro elemento es la ampliación de los 90 km entre el puente de Jambelí y Ambato, en lo cual se invierten más de 178 millones de dólares. La obra consta, entre otras cosas, de la ampliación a seis carriles de la carretera y la construcción del paso lateral de Lasso, de igual número de carriles  y una longitud de 5 kilómetros.

También se edifica el nuevo paso lateral Latacunga-Salcedo, de 27 kilómetros, que incluye la construcción de tres puentes vehiculares y dos alcantarillas tipo cajón. Además, se realiza la construcción de 14 intercambiadores, siete pasos a desnivel, 20 pasos peatonales y paradas de buses, más tres pasos del tren.

Estas obras servirán para el desplazamiento de unos 8 mil vehículos a diario, entre pesados y livianos, según cálculos del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: