Carchenses recordaron 45 años de la revuelta por el impuesto de 2 sucres

- 26 de mayo de 2016 - 15:25
Foto: Carlos Jiménez / El Telégrafo

Un documental, un libro y un radio teatro se convierten en las herramientas para conocer la histórica gesta del 26 de mayo de 1971, una fecha en la que el pueblo carchense se alzó en revuelta y un paro popular tras la imposición del gobierno de Velasco Ibarra del cobro de un impuesto de 2 sucres (uno de ida y otro de vuelta) para cruzar la frontera de Rumichaca entre Ecuador y Colombia.

Esta decisión tributaria por cruzar el ducto internacional indignó a la provincia que condujo al enfrentamiento entre civiles y militares, han pasado 45 años y para personajes como Oswaldo Rosero a sus 81 años, los hechos aún se mantienen frescos en su memoria.

Recuerda el coraje con el que la gente tulcaneña se unió para enfrentar al gobierno de esa época, él dejó su taller de carpintería y apuñó las armas para unirse a la lucha, incluso repartió fusiles y municiones, los amigos caídos, la detención y golpes que recibió y hasta una herida de bala en su espalda lo marcaron desde ese día.

Rosero resalta la participaron activa de las mujeres, las Caravajalas, las flechas, doña Zoila, Carmen Romo, Rosana Sánchez y otras fueron primordiales, “a nosotros nos llevaron presos, pero las mujeres mantuvieron el paro” añade.

La radio fue otro actor clave para anunciar la medida del gobierno sobre el mencionado impuesto, radio Ondas Carchenses, difundió la noticia y esto generó el accionar colectivo, durante la revuelta informaba lo que ocurría en la provincia, posteriormente el gobierno trató de clausurar la estación radial, hecho infructuoso porque a través de las estaciones radiales colombianas continuó emitiéndose lo que ocurría.

Vicente Almeida, gerente propietario de radio Ondas Carchenses, relata que cuando tenía 12 años, vivió el acontecimiento, la cercanía en la que se hallaba la estación radial del Parque Central, sitio donde se originó la revuelta y había barricadas con material de construcción, resultaba fácil sacar un micrófono y reportear lo que estaba ocurriendo, incluso el comité del paro emitía boletines o a veces algunos coterráneos dejaban escritos a mano para ser difundidos por su padre Fausto Almeida Cárdenas a través de la radio.

Un comunicado de la gobernación de ese entonces solicitando que se termine la paralización y anunciando quienes serían detenidos que también fue emitido por la radio, generó reacciones en la gente que preguntó si la radio estaba con el gobierno o con el pueblo. Lógicamente se determinó estar con el pueblo, indicó Almeida.

Cuando el gobierno trató de cerrar la radio, su padre Fausto Almeida usó un equipo conocido como 40 metros para continuar comunicando lo que pasaba en el norte del país a un colega de la ciudad de Ipiales (Nariño), quien se encargó de difundir lo que acontecía en la urbe ecuatoriana a nivel internacional.

Muchos son los testimonios de lo acaecido aquel 26 de mayo, se estima que 8 muertos y casi 20 heridos fue el resultado de una revuelta que duró 10 días, sucesos que fueron recogidos por periodistas que comprobaron lo sucedido, al interior del país se decía que todo estaba bien y la realidad era otra. Una revista tituló ‘Sangre y dolor en el Carchi’ que acompañó con fotografías que daban cuenta de lo ocurrido. Finalmente el decreto fue derogado el 2 de junio del mismo año.

Libro, documental y radio teatro

Precisamente para rendir un tributo a los caídos y al coraje con que el pueblo se enfrentó al impuesto velasquista, este jueves desde las 19:00 en el Teatro Lemarie de Tulcán, se presentará la novela “26 de mayo la revuelta olvidada” de Armando Cerón Villamagua, el documental de Sonia María Bustos basado en la obra de Villamagua, declamación, danza, música y un conversatorio.

Más temprano en la mañana en la estación de Ondas Carchenses, se emitió el radio teatro “Revuelta olvidada” producido por Norberto Fuertes y Sonia María Bustos, quienes señalan que es un trabajo lleno de detalles de los héroes, de los militares, de las muertes, de los lugares.

El producto de 44 minutos de duración se lo trabajó en el formato de radio teatro debido a la ausencia de fotografías, videos, pero que se contaba con testimonios. A medida que se trabajó en el producto surgieron fotografías inéditas, periódicos y más elementos que permitieron elaborar el video documental.

“45 años han pasado casi desapercibidos y los productos de comunicación han sido pocos, pese a que hay mucha información para poderla difundir y sea un tema heroico” sostiene Fuertes. Agrega que es la construcción de un hecho histórico que merece reflexión, hay temas latentes del comercio e impuestos que son actuales y que no se han curado todavía.

En tanto que Sonia Bustos, explicó que para el video, durante 15 días se recopiló material documental, publicaciones, noticias, fotografías inéditas y hasta del archivo del ejército.

Con el ejército se llegó a un acuerdo posterior para obtener el material que no ha sido difundido anteriormente, incluso en el archivo histórico militar hay una publicación que tiene una posición contraria a lo ocurrido, dijo. Por tanto en la obra audiovisual que se presentara esta noche se narra la visión contada desde el mismo pueblo.

En esta gesta se acuñó el grito “Con el Carchi no se juega ¡Carajo!”, nombres como Galo Benavides, Oswaldo Rosero, Jaime Pozo, Hilda Orozco, Zoila Hernández, Oswaldo Rosero, German Guaña, Manuel Ledesma, Esperanza Sánchez y muchos otros, son los personajes que defendieron el norte andino un 26de mayo de 1971. Al sur de Tulcán, un monumento de una pareja color bronce simboliza la gesta. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: