Santa Rosa espera tener agua de manera permanente el 2014

23 de marzo de 2013 - 00:00

Al menos 18 meses más tendrán que esperar los 22.500 habitantes de la parroquia Santa Rosa  para  contar con el servicio de agua potable de forma permanente.
Actualmente, más del 60% de las familias de la parroquia rural más grande de la capital tungurahuense  debe esperar 15 días por la llegada de tanqueros para abastecerse. Uno de los problemas, según los moradores, es que las redes domiciliarias ya habrían cumplido su vida útil, mientras que otras casas ni siquiera las tienen.

Además, según Patricio Villacís, Presidente del gobierno parroquial, en la zona central de la parroquia se  recibe agua solo tres veces a la semana, la misma que proveniene del proyecto de San Francisco y de la provincia de Chimborazo.

El líder comunitario mencionó, también, que un 10% de los 21 barrios y ocho comunidades no tienen  alcantarillado además de agua,  que muchos llenan cisternas y tienen  sistemas caseros de recolección de agua lluvia.

María Rea, moradora del barrio Las Carmelitas, a cinco minutos del centro de Santa Rosa, relató que desde hace 13 años compra 1.500 litros de agua a los tanqueros y estos le duran unas dos semanas, pero siempre y cuando no los utilice en lavado de ropa ni aseo personal.  En cada ocasión paga 20 dólares.

“Según la Empresa de Agua Potable de Ambato, el agua que nos entregan los tanqueros es potable, pero cuando  la dejan, el líquido sale amarillo. Por eso le ponemos un poco de cloro para que blanquee y luego le tapamos para que dure los 15 días”, añadió Rea.

La mujer  indicó también que cuando le falta agua  para cocinar  o lavar ropa, utiliza un sistema casero de recolección de agua lluvia con mangueras y canales en los techos, que ella  instaló por su cuenta en la vivienda.

Por su parte,  Martha Mullo, una moradora del sector Bellavista, consideró que el agua almacenada en tanques no es apta para el consumo humano y por eso,  prefiere gastar un dólar más comprando  botellones para subsanar las necesidades de su familia.

Esto le representaría al menos 20 dólares cada mes; es decir, que sumado al agua de los tanqueros, gasta alrededor de 55 dólares mensuales para proveerse del líquido.  

 Villacís afirmó que el Cabildo de Ambato, a través de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Emapa), comenzará la construcción de tanques de tratamiento de agua potable para la parroquia en  mayo. El líquido provendrá de la represa Chiquiurco.

La obra costará 4´000.000 de dólares y está previsto que su edificación concluya en 2014.

Rafael Maldonado, Gerente de la Emapa, mencionó que el sistema permitirá la dotación de líquido vital de forma segura y permanente al centro de Santa Rosa, mientras que para la zona periférica se implementará, durante este mismo año, un proyecto de bombeo de 20 litros por segundo.  Y señaló que, mientras tanto, se bombean 10 litros de agua por segundo a toda la parroquia, asegurando que en 18 meses se duplicará el caudal con la terminación de los tanques de tratamiento.

El funcionario indicó que para recibir agua del proyecto Chiquiurco se han ejecutado varias obras complementarias de infraestructura en distintas zonas.  

Entre esas  está la ejecutada en  el sector Las Lajas y Miñarica San José,  donde ya existe una planta de tratamiento.

“Lo malo de los moradores  es que utilizan el agua potable para  riego y de ese modo, ningún caudal  alcanzaría en las actuales circunstancias.

Por eso pido comprensión y paciencia, ya que en poco tiempo tendrán agua permanente”, dijo el Gerente de la Emapa.

No obstante, Segundo Chacón, morador de la zona periférica, sostuvo que es mentira que ahora se  bombeen 10 litros por segundo, y que desde hace 15 días  el líquido vital ha llegado  solo una vez por semana; por lo que se habrían visto obligados a comprar agua a los tanqueros.  

En el otro lado,  Sebastián Morales afirmó que si el agua potable es una realidad a corto o mediano plazo, y ya que han esperado más de 60 años por el servicio, a los pobladores les será fácil resistir 18 meses más, con tal  que las autoridades cubran esa necesidad y “veamos por fin el agua en nuestras casas”, concluyó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: