Restricciones en horarios y montos de venta del diésel y las gasolinas en El Oro

29 de junio de 2012 - 00:00

Las medidas para detener la fuga de combustibles hacia el Perú se refuerzan en la provincia de El Oro. Desde ayer rige un horario para todas las estaciones de servicio que prohíbe el despacho de gasolina y diésel durante seis horas de la madrugada.

Así, estos negocios pueden comercializar los productos solo desde las 05:00 hasta las 23:00. La medida dispuesta por la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH) se da en momentos en que Machala experimenta una escasez de derivados del petróleo.

Según las autoridades, no se trata de problemas en los cupos de derivados que recibe el territorio orense, sino por la venta indiscriminada de  combustibles en horas de la madrugada. Durante el horario de restricción los técnicos de la Dirección de Hidrocarburos realizarán las debidas inspecciones y controles para verificar que la comercialización sea normal.

La decisión de establecer el horario la tomaron  el gobernador, Édgar Córdoba; el director regional de la ARCH, César Bravo; el capitán de Puerto Bolívar, Freddy Endara; y el comandante de Policía, Édison Becerra.

Hasta ayer, desde tempranas horas se observaron en las gasolineras de la capital orense largas filas en busca de gasolina y diésel, especialmente  de este último, cuya escasez se ha agravado en estos días. En algunas estaciones donde había el combustible, se terminaba muy temprano en medio de los reclamos de los choferes.

César Bravo, director regional de la  ARCH, aseguró que ya se está solucionando el problema. “La especulación ha provocado que los transportistas y ciudadanía sobrecarguen su medio de transporte, lo cual genera el desabastecimiento en la ciudad”, indicó.

Mencionó que otro de los factores que incide es el contrabando en la línea de frontera de los cantones Huaquillas y Arenillas. “Esto es un problema que se viene dando desde hace mucho tiempo. Estamos trabajando conjuntamente con la Policía, dándole toda la documentación respectiva para que verifique y haga el control debido”, manifestó.

Añadió que la escasez no es un problema de cupos para la provincia, ya que, en relación al año anterior, ha aumentado.

El principal demandante de diésel es el transporte público pesado y el sector productivo, por ello ayer, en la estación de servicio del Sindicato de Choferes de Puerto Bolívar, se pudo observar una fila de camiones bananeros en busca de ese producto.

Al control se sumó el personal de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, con quienes se realizará un trabajo conjunto mientras se mantenga esta disposición.

Hasta ahora las autoridades no determinan la cantidad exacta de combustible que se estaría fugando por la frontera sur, sin embargo, dijeron que “en los últimos meses se han recuperado cientos de miles de galones de diésel y gasolina, así como gas de uso doméstico que iban a ser comercializados de forma ilícita”.

Las estaciones del Sindicato de Choferes en Puerto Bolívar y El Aguador, hasta las 11:00 de ayer no estaban dando servicio a los vehículos. Según los vendedores, el combustible estaba llegando, pero en ocasiones se atrasaba la entrega.

César Bravo insistió a la ciudadanía no sobrecargar sus unidades de transporte. Los  interventores de la ARCH de El Oro mantendrán su presencia en las estaciones de servicio con la finalidad de verificar que se venda conforme a lo establecido en la resolución, es decir, $ 30 para camiones y $ 2 para quienes van con pomas, ya sea diésel o gasolina extra. “Ese es el tope que pueden comprar los usuarios por día, hasta que se normalice el problema”, dijo Bravo.

Las autoridades esperan que hoy se normalice la situación y se terminen las largas filas. Mientras tanto, persisten las quejas, especialmente de los camioneros que se ven perjudicados por la decisión. “Yo pongo hasta $ 60 por día, por lo tanto, me tocará perder mi trabajo”, indicó un chofer que realiza viajes con cargas de banano hasta Puerto Bolívar.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: