Recuperar días de clases de una manera lúdica es interesante para los estudiantes

- 08 de febrero de 2015 - 00:00
Entre las actividades que se realizaron el sábado de la semana anterior en el 4 de Noviembre están la práctica de bailes clásicos. Foto: Vivian zambrano / El Telégrafo

A Cristian Vera, el acudir al colegio un día sábado no le agradaba, pero debido a que los planteles educativos debieron recuperar horas de clase, tuvo que asistir a estudiar.

Lo que no se esperaba este colegial es que las actividades lúdicas que habían preparado las autoridades del colegio 4 de Noviembre lo engancharían de una manera positiva. Así como él, más de 2 mil alumnos fueron parte de la jornada sabatina que se realizó el pasado 31 de enero en el plantel mantense.

“Es muy bueno acudir a jornadas de clase en las que se destaca la unión”, indicó el adolescente.
El profesor Julio Valle, quien estuvo al frente de la coordinación de las jornadas, expresó que aprovecharon el momento para recordar juegos tradicionales, autóctonos, deportivos y competitivos para confraternizar.

Hubo actividades recreacionales como la competencia de la cuerda, el ensacado, la posta, el ula-ula, el limón en la cuchara y bailes tradicionales, entre otros. “Todo se ha coordinado de manera que los alumnos disfruten”, acotó Valle.

Los aplausos, alientos y las risas fue lo más destacado entre los estudiantes. “Los chicos han estado predispuestos y emocionados. Hemos tenido una excelente colaboración de su parte, a tal punto que todos los cursos enviaron sus delegados a participar”, comentó Valle.

El profesor Julio Roca resaltó el nivel de competitividad que mostraron los alumnos. “Es una manera de que los chicos se quiten el estrés en una semana tan larga. Estamos en los últimos días del año lectivo y esta jornada sirvió para que los chicos puedan compartir un grato momento entre ellos”, dijo Roca.

A Lily Macías, docente de la institución,  las jornadas lúdicas le parecen una manera acertada de recuperar horas de clase, “porque los estudiantes no solamente tienen que esforzarse mentalmente, sino físicamente también y la mejor pedagogía es esta, la de compartir con ellos momentos agradables”.

Santiago Zambrano, alumno de octavo año, indicó que se divirtió bastante en los patios del plantel. “Yo he participado en varias actividades y esto, de verdad, ha sido muy gratificante”, comentó.

Alumnos de tercero de bachillerato coincidieron en recalcar que les sirvió bastante acudir un sábado al establecimiento, ya que a través de los juegos y el deporte se pudieron relajar antes de las semanas de exámenes finales.

El rector de la institución, Marlon Intriago, indicó que un día sin situaciones académicas, sino con actividades físicas y recreacionales ayuda a una mejor integración de los chicos con los docentes y autoridades del plantel.

“Debemos compartir y todas estas situaciones verlas de mejor manera, para que así todos nos desestresemos juntos”, acotó Intriago.

Dijo, asimismo, que esta es una buena medida que ha tomado el Ministerio de Educación “para retomar los juegos tradicionales, cumpliendo el calendario del año lectivo de actividades”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: