El riesgo de lahares detuvo las construcciones

Proceso eruptivo del Cotopaxi afecta a fábricas de bloques

- 27 de febrero de 2016 - 00:00
Gran parte de los empleados de bloqueras de Cotopaxi, ofertan los materiales de construcción en otras ciudades, como Ambato, Quito y Riobamba.
Foto: Roberto Chávez/El Telégrafo

Las afectaciones por el proceso eruptivo del volcán Cotopaxi se han sentido de manera significativa en viviendas, ganado y cultivos, de zonas próximas al coloso. Desde agosto del año pasado, el macizo inició su más reciente ciclo de actividad afectando además a otros sectores productivos de varias ciudades cotopaxenses.

Es el caso de Latacunga, cantón en el que al menos 200 familias subsisten gracias a la elaboración y obtención de materiales de construcción, como bloques y arena.

La constante emisión de cenizas y movimientos telúricos obligaron a vender casas ubicadas en zonas de riesgo y obligaron a detener las construcciones. Walter Masapanta, de la parroquia Zumbahua, en Pujilí, es uno de los que quedó desempleado por esta situación.

“Era una labor muy sacrificada, pero era la única opción laboral que teníamos gran parte de la población joven de la ciudad”, aseguró el hombre de 32 años, de origen indígena.

Explicó que se levantaba a las 02:00 para cernir el chasqui (granillo) y fundirlo en las mezcladoras con arena y cemento. Hoy los trabajadores se han agrupado y ofertan en otras provincias el material, a fin de mantener a sus familias. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: