Prevención de la rabia silvestre

11 de octubre de 2012 - 00:00

Los tres casos de mordeduras de murciélagos que contagian la rabia silvestre en las comunidades del Alto Nangaritza, provincia de Zamora Chinchipe, hacen que las autoridades de salud tomen medidas.     

La primera: capacitar in situ a los pobladores de estas zonas sobre lo que deben hacer en caso de producirse un incidente con un quiróptero u otra especie.

Médicos y técnicos de la Dirección Provincial de Salud  participaron de brigadas en las que aclararon a los comuneros que la vacuna antirrábica es la única medicina que puede salvarle la vida al paciente si se inyecta en los primeros 10 días posteriores a la mordedura.

Patricia González, educadora para la salud de la entidad, quien forma parte del equipo de capacitadores asegura que la población no hace conciencia sobre la gravedad de la enfermedad debido a la poca importancia y desconocimiento.

Añade que se han visitado varias comunidades con el propósito de identificar a las personas que han sufrido mordeduras de murciélago para poder tomar medidas o acciones preventivas y evitar la presencia de rabia silvestre en el sector.

Hizo énfasis en que la vacuna es gratuita y está disponible en todas las unidades de salud de la provincia. “Hacemos un llamado a la población para que acuda a un centro de salud en caso de mordedura”

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: